Appia Antica, lejos del bullicio turístico de Roma

Appia Antica en Roma

Appia Antica es la antigua carretera que el Imperio Romano construyó para conectar Roma con el resto de la península italiana. Caminando por Appia Antica se podía llegar hasta Brindisi, en la punta de la bota.

En Appia Antica puedes ver la iglesia Domine Quo Vadis, llamada así porque en ella se refugió San Pedro huyendo de Nerón, y tuvo una visión de Jesús al que le preguntó “¿Adonde vas Señor?” (Domine quo vadis?), a lo que Jesús respondió “A Roma, a ser crucificado de nuevo”. Tambien puedes visitar diversas catacumbas, a destacar la de San Callisto, compuesta por 18 kilómetros de túneles donde se encuentran los restos de los mártires y de los primeros Papas. Otra visita son las ruinas del Circo de Maxentius, y la tumba de la aristócrata Cecilia Metella, de tres pisos de altura.

Appia Antica en Roma

Para comer tienes varias opciones, como L’Archeologia, especializado en pescado y marisco. Tambien tienes el Antica Roma , una taberna construida sobre ruinas romanas que sirve platos basados en recetas de Apicius, que escribió el primer libro de recetas de la historia.

Puedes llegar a Appia Antica con el autobús 218 desde la Basílica de San Giovanni, o con el autobús 118 desde el Circus Maximus.

Visto en The New York Times Travel.

Te puede interesar

Escribe un comentario