Bergen, “la puerta de los fiordos” (I)

Noruega

Cambiamos de latitud y regresamos a Europa. En esta ocasión nos vamos a Noruega, un país del cual si preguntamos a la gente por algo característico, la mayoría nos responderán los Fiordos, los renos, la nieve o incluso las auroras boreales. Pero nuestro siguiente destino tiene mucho más que eso y vamos a conocerlo. ¡¡Siguiente parada, Bergen!!

A nuestro destino se le conoce como la “Puerta de los Fiordos” y es la segunda ciudad más importante del país. Está ubicada al suroeste, entre siete montañas y el Mar del Norte por lo que goza de tener una gran belleza natural.

Vista parcial de Bergen

La ciudad fue fundada en el año 1070 por el rey vikingo Olaf Kyrre quien escogió los terrenos donde se asentaría la actual Bergen. Un puerto natural y la cercanía de grandes caladeros de pescado confirman su excelente situación geográfica y el acierto del rey.

Pronto se convertiría en una de las ciudades noruegas más importantes, hecho que se constató cuando en el siglo XIII se convirtió en la capital del país, aunque esto no duraría mucho ya que a finales del mismo siglo, la capital sería transladada a Christiania, la actual Oslo.

Estatua del rey OlafKyrre

Su gran impulso económico vino en el siglo XIV cuando se incorporó Bergen a la Liga Hanseática, una organización creada para promover el comercio entre Europa oriental y occidental. Esto duraría hasta el siglo XVIII, pero sería tiempo suficiente para que Bergen se hubiera convertido en un importante núcleo económico de la Europa del norte.

Ya en los años 60 con el descubrimiento de petróleo en el Mar del Norte, la ciudad sufrió otro impulso económico y la inmigración se hizo patente con casi 20.000 personas más en la ciudad.

Actualmente Bergen es uno de los puertos principales del país y se ha convertido en un destino turístico a tener en cuenta gracias no solo a su increíble belleza natural sino a su variada y animada vida social del centro de la ciudad, lo que da un carácter moderno y cosmopolita.

Puerto de Bergen

Aunque los noruegos tienen fama de ser un poco cerrados, en Bergen ocurre lo contrario, la gente es muy abierta y hospitalaria, son un pueblo orgulloso de sus raíces y siempre habrá alguien dispuesto a contarte la historia de la ciudad frente a una buena jarra de cerveza vikinga.

Te puede interesar

Categorías

General

Carlos López

Desde que era pequeño siempre quise viajar y poco a poco pude ir convirtiéndome en un viajero incansable. Mis destinos preferidos: India, Perú y... Ver perfil ›

Escribe un comentario