Boston, la Atenas de América (III)

Después de un largo recorrido por la ciudad seguro que a más de uno le ha entrado el apetito. Boston no es una ciudad que se caracterice por tener una gran variedad de platos como puede ocurrir en cualquier otro destino que hayamos visitado. Boston no tiene muchos platos diferentes pero si tiene mucha calidad y también bastantes influencias inglesas y francesas, lo que hará que para muchos europeos la comida de este lugar pueda resultarnos ligeramente familiar.

La comida de Nueva Inglaterra es apreciada a lo largo y ancho de todos los Estados Unidos y conserva parte de su tradición y sabores. Gracias a la costa atlántica Boston se nutre de un pescado y mariscos de calidad excelente.

Las langostas y las ostras son muy apreciadas en los restaurantes de la ciudad, aunque son un poco caros. Resulta una auténtica delicia por ejemplo comerse media langosta a la mantequilla y a la plancha o un gran plato de ostras con limón y un buen vino o una buena cerveza en cualquiera de sus restaurantes.

La tradicional langosta a la mantequilla

En cuanto a bebida Boston posee varias marcas de vino de buena calidad y sidra, legado de los ingleses en su época colonial. Asimismo hay cervezas de varios estilos y marcas, capaces de satisfacer a los clientes más exigentes.

Los productos lácteos de la zona del vecino estado de Vermont son frescos y dan un sabor delicioso a los preparados con lácteos o incluso si se toman por separado. Otra de las ventajas en la cocina es poder contar con productos agrícolas de gran calidad como las judías, el sirope de arce o los arándanos, frutos muy empleados en la cocina local.

Tortitas con arándanos y sirope de arce

Y si los menús locales no le convencen, en Boston podrá encontrar infinidad de restaurantes internacionales como los italianos u orientales. Incluso podrá encontrar un restaurante español llamado “Dalí” donde las paellas son su especialidad, pero tendrá que reservar con antelación porque suele estar lleno siempre.

No hay mucha variedad pero si calidad, a veces hay que sacrificar algo para degustar una buena comida, que aquí en Boston seguro que no quedará defraudado. Y ya sabe aunque no solo puede venir a Boston para conocer su gastronomía, sino que todo lo que acompaña a la ciudad, como su historia, cultura y demás, puede aprovechar cualquier puente aéreo y hacer una escapada hasta la Atenas de América.

Te puede interesar

Categorías

Gastronomía

Carlos López

Desde que era pequeño siempre quise viajar y poco a poco pude ir convirtiéndome en un viajero incansable. Mis destinos preferidos: India, Perú y... Ver perfil ›

Un comentario

  1.   camila dijo

    esta super buena la pajina era pa una tarea

Escribe un comentario