Buckingham Palace, residencia oficial de la monarquía

El Palacio de Buckingham es la sede de la monarquía británica. Funciona como hogar y como oficina, y también se usa en las ceremonias de Estado y en los banquetes para jefes de Estados visitantes. Unas 300 personas trabajan hoy en día en el palacio. Eso incluye a funcionarios de la Casa Real, que organizan los asuntos oficiales de la Reina, y personal doméstico.

John Nash convirtió la original Buckingham House en un palacio para Jorge IV, quien reinó de 1820 a 1830. Tanto el rey como su hermano Guillermo IV murieron antes de que terminaran los trabajos, y la reina Victoria fue la primera monarca que vivió en el palacio. La fachada del este se añadió en 1913.

Se recomiendan visitar: El salón de música, la cual es la recepción de visitas del Estado y donde se realizan los bautismos reales. Se destaca el bello parqué del piso diseñado por Nash. El salón de baile, salón de estilo barroco destinado para banquetes oficiales e investiduras.

También existe el White Drawning Room, donde la familia Real se reúne antes de pasar al Comedor de Estado o al salón de baile. Este palacio cuenta, además, con una piscina en el sótano y una sala de cine privada.

El jardín es un refugio natural que se destaca por su amplitud. A él dan las mejores habitaciones de la parte posterior del palacio.

Si tiene la oportunidad de visitar Londres, hágase un tiempo para visitar este impactante palacio y de esta manera poder conocer mejor su historia.

Te puede interesar

Escribe un comentario