Budapest, “al Este y al Oeste” (IIc)

Hungría

Continuamos nuestro periplo por los lugares más especiales de la capital húngara, estamos seguros que ya estará atrapado por la magia de sus historias y la belleza que rebosa en cada una de sus esquinas.

En esta ocasión partimos desde los Baños Termales Gellért, los cuales son apreciados desde la ocupación turca por sus cualidades terapéuticas. Los hombres en la entrada reciben una minúscula toalla y las mujeres un pequeño delantal y es necesario llevar traje de baño. Hay estancias con diferentes temperaturas, baños turcos y saunas, todas ellas diferenciadas por sexos. Y la experiencia más dura podría ser el masaje. Dura entre 20 y 40 minutos y aunque a primeras pueda ver a masajistas haciendo cosas poco ortodoxas, como pisar la espalda del masajeado mientras se tira con fuerza de un brazo, le aseguramos que al final sentirá como su cuerpo está relajado; este tipo de masajes se llevan haciendo aquí casi 400 años.

Interior de los Baños termales Gellért

El Parlamento húngaro es un edificio singular, está inspirado en el Parlamento Británico y fue el edificio que ganó el primer premio en el concurso de conmemoración de Hungría. Posee una preciosa cúpula de estilo renacentista y el edificio mide unos 250 metros de ancho sobre la orilla del Danubio.

Parlamento húngaro

La mayor iglesia de la ciudad es la Szent István Bazilika o Basílica de San Esteban, fue construida en 1845 y consagrada en 1868. Sufrió grandes daños durante la II Guerra Mundial y desde 1980 se está llevando a cabo un largo proceso de restauración. Su interior alberga 8500 asientos y desde su torre tiene las mejores vistas de toda la ciudad.

La Sinagoga Central es de las más grandes del mundo y fue diseñada en 1859 con un estilo bizantino-mozárabe. Alberga el Museo de Historia Judía donde se rememora a los 724.000 judíos húngaros que perdieron la vida en el holocausto. Esta sinagoga albergó conciertos de Liszt y ha sido reformada recientemente para el disfrute de los miles de visitantes que pasan por aquí cada año.

La Sinagoga Central

Y para finalizar nuestra ruta de visitas en Budapest le recomendamos la Hosök Tere o Plaza de los Héroes y su monumento milenario. Esta plaza se construyó en 1896 conmemorando los 1000 años de la ciudad. El centro de la plaza está presidido por una enorme columna coronada por el arcángel Gabriel y rodeada por estatuas de los siete jefes de las tribus magiares a caballo.

Un recorrido extenso pero intenso donde, por seguro, habremos conocido una parte de su vida admirando los ricos legados que la historia ha dejado para nosotros.

Te puede interesar

Categorías

Viajes

Carlos López

Desde que era pequeño siempre quise viajar y poco a poco pude ir convirtiéndome en un viajero incansable. Mis destinos preferidos: India, Perú y... Ver perfil ›

Escribe un comentario