Budapest, “al Este y al Oeste” (III)

Hungría

Después del extenso recorrido por la ciudad seguro que tendrán apetito, pues aquí vamos a conocer un poco más sobre los platos más tradicionales de Budapest y Hungría. Comidas que no le serán muy familiares pero que llevarán a su boca un auténtico festival de sabores.

Básicamente la cocina húngara tiene su base en la gastronomía campesina, de la cocina asiática y la francesa, por tanto podemos decir que se aúnan algunas de las mejores para confeccionar una variada oferta gastronómica en nuestra visita a Budapest.

Comida tradicional húngara

Si preguntamos a alguien ¿qué conoce de la gastronomía húngara? casi con toda seguridad nos responderá: gulash. Puede que muchos lo conozcan pero no saben exactamente de qué está hecho. Es una espesa y suave sopa a la que se le añaden trozos de carne.

Sus platos más populares, aparte del gulash, son el pollo a la paprika, sus deliciosas sopas de pescado, el estofado casero o sus exquisitos pescados como el lucioperca o el barbo a la parrilla, la trucha con almendras o el delicioso tejfol, un queso fresco que se suele incluir en la preparación de algunas de las comidas.

El tradicional gulash

En la cocina húngara es frecuente encontrarse sabores de pimientos, paprika (Erós Pista) y sobre todo de ajo. Así que ya sabe, si tiene el estomago delicado o no le gustan los sabores fuertes se perderá gran parte de los platos tradicionales. Para las frituras se suele usar manteca de cerdo en vez de aceite, lo que da un toque ahumado en los platos.

Otra de las delicias nacionales es el reconocido téliszalámi, o salami húngaro, que se lleva haciendo desde 1883 de forma artesanal. Salami con pimentón (páprikas szalámi) o el csemege szalámi, (hecho a base de carne de cerdo y ternera) son los más famosos asi como las békécseba y gyula, deliciosas salchichas ahumadas. Y siguiendo en el apartado de carnes el hígado de oca asado, al grill, frio o caliente será una auténtica experiencia culinaria que no debe dejar escapar

Diferentes salamis húngaros

Los postres, como en todo el mundo, son una auténtica delicia. Los mejores son los tradicionales pasteles de hojaldre, el crepé Gundel y el puré de castañas. También son muy ricas las pastas dulces calientes como el Túrós Csusza, una pasta fina con requesón.

Y en el apartado de vinos destacamos el vino de Tokaji, un vino reconocido internacionalmente al que el rey Luis XIV denominó como bebida de los dioses.

Como puede ver aquí no se andan por las ramas y se come bueno y en abundancia. Déjese seducir por sus aromas y sabores y deguste una de las cocinas más tradicionales de Europa.

Te puede interesar

Categorías

Gastronomía

Carlos López

Desde que era pequeño siempre quise viajar y poco a poco pude ir convirtiéndome en un viajero incansable. Mis destinos preferidos: India, Perú y... Ver perfil ›

Escribe un comentario