De compras por San Francisco

Comprar en San Francisco es, más que adquirir un determinado producto, una experiencia que permite impregnarse de la cultura de la ciudad. La diversidad de San Francisco convierte las compras en una aventura. Aquí se encuentra desde lo práctico hasta lo más extravagante.

Si de comodidad se trata, los centros comerciales y grandes almacenes son excelentes; y para los amantes del color local, todos los barrios de la cuidad cuentan con zonas comerciales de gran encanto y personalidad.

En cuanto a las galerías y centro comerciales, al contrario que muchos otros, los de esta ciudad tienen personalidad, y algunos un notable valor arquitectónico. El Embarcadero Center cuenta con más de 125 tiendas que ocupan ocho manzanas. Ghirardelli Square, fábrica de chocolates desde 1893 hasta principios de los años 60, se ha convertido en una galería comercial con más de 70 locales y restaurantes.

El San Francisco Center consta de nueve plantas y más de 100 locales. Pier 39 es un mercado a orillas de la bahía con restaurantes, un carrusel veneciano, puerto deportivo y negocios especializados. En el Cannery de Fhisherman`s Wharf se ven pequeños puestos encantadores, mientras que la Crocker Galleria es uno de los centros comerciales más espectaculares de la ciudad: tres plantas construidas en torno a una plaza y rematadas por una cúpula de cristal.

El Japon Center ofrece comida exótica y arte y productos de Oriente, además de un hotel de estilo japonés y sus tradicionales baños. El Rincon Center, con su fuente de 27 metros, es un paraíso art deco para comer e ir de compras.

Los amantes de la compras deben concentrarse en la zona comprendida entre las calles Geary, Powell y Post, así como en la que queda entre Market y Sutter. Allí se vende de todo: desde ropa de cama de diseño hasta recuerdo turísticos.

Si eres fanático de las compras, entonces San Francisco puede ser tu próximo destino.

Te puede interesar

Escribe un comentario