Delhi, mil ciudades en una (IIa)

Segunda etapa de nuestro viaje y le llega el turno a las visitas. En los siguientes post conoceremos cuales son los mejores lugares para visitar en esta caótica ciudad donde destacan el Fuerte Rojo, la Mezquita de Jama Masjid y hasta incluso pasear por sus atestadas calles tiene cierto toque de encanto. En los bazares de Chandni Chowk encontrará un frenetismo total que contrasta con la tranquilidad de alguna mezquita que pueda ser visitada.

En la zona sur de la Ciudad Vieja se encuentra Rajpath y los edificios de Raisina Hill, localmente conocidos como Rashtrapati Bhavan y Secretariat que formaban parte de la ciudad británica. Entre esta zona y el barrio de Rajpath se encuentra Connaught Place, un núcleo de negocios donde se reúnen multitud de bancos, bares, hoteles y restaurantes.

La mezquita más grande de la India

Más al sur aún, en los barrios periféricos podremos contemplar los antiguos monumentos de la ciudad medieval. Aquí se encuentran la tumba de Humayun, los Jardines Lodhi, el complejo Qutb Minar (el minarete más alto del mundo) y el Tughlakabad. Le recomendamos que alquilen un coche o si van andando que se protejan la cabeza con un sombrero o una sombrilla dado que el calor puede llegar a ser sofocante.

Y una vez trazada la ruta que seguiremos, vamos a ir conociendo con más detalle los mejores lugares comenzando por Lal Quila o Fuerte Rojo. Un lugar donde sus murallas y almenas coronan el perfil de la Ciudad Vieja. En este emplazamiento nos quedaremos asombrados por las proporciones de las construcciones y por su compleja y preciosa decoración, algo poco usual en emplazamientos militares.

Una de las entradas del Fuerte Rojo protegida por gruesas murallas

Otra de las visitas ineludibles en la ciudad es a la mezquita de Jama Masjid, la más grande de la India y una auténtica obra maestra de la arquitectura de la época. Puede acoger hasta 25.000 fieles en su patio y todo el visitante que lo desee puede subir a sus dos minaretes de 70 metros de altura y disfrutar de una de las mejores vistas de la ciudad, si es que la polución se lo permite.

El Museo Nacional del Ferrocarril es otra de nuestras opciones para visitar en Delhi. Un museo dedicado a un medio de transporte que significó mucho, y aún lo sigue haciendo, para el desarrollo de la ciudad gracias a los británicos. En este museo destacan los vagones especiales que únicamente eran utilizados por los nobles británicos e indios y las viejas locomotoras de vapor que nos remontan a tiempos de la colonización.

Hacemos nuestra primera pausa en esta etapa dedicada a las visitas donde en nuestra ruta conoceremos gran parte de lo que Delhi nos puede ofrecer en nuestro viaje.

Te puede interesar

Categorías

Viajes

Carlos López

Desde que era pequeño siempre quise viajar y poco a poco pude ir convirtiéndome en un viajero incansable. Mis destinos preferidos: India, Perú y... Ver perfil ›

Escribe un comentario