Estocolmo, ciudad de contrastes (IIb)

Una vez hecha la introducción permanente, ahora si, vamos a comenzar yendo punto por punto por los lugares más emblemáticos y de visita obligada a Estocolmo.

Comenzamos por el ayuntamiento (Stadshuset) que ha sido votado por los suecos en reiteradas ocasiones como el edificio más bello del país. Una edificación que data de 1911 con un estilo Art Nouveau y donde destaca su increíble salón dorado con mosaicos en cristal y en oro. Desde su torre se pueden disfrutar de estupendas vistas sobre la ciudad y la entrada es libre dado que es la única parte del consistorio donde no hay visitas guiadas. Pero si por algo destaca el ayuntamiento es por su salón azul donde se realiza todos los años el banquete oficial de los Premios Nobel. Como curiosidad cabe decir que no es azul, sino de color rojo.

Edificio del ayuntamiento

Otro lugar de visita obligada es el Palacio Real (Kunglinga Slottet) Ubicado en la isla de Riddarholmen sirve como residencia para los monarcas suecos y es el lugar donde se realizan la mayoría de los acontecimientos de estado. Cuenta nada menos que con 608 habitaciones y fue diseñado en 1692 aprovechando algunas partes del Castillo de las Tres Coronas que se hallaba en esta isla. Las atracciones principales en sus visitas son: la sala de los banquetes, los Apartamentos de las Órdenes de la Caballería, el Salón de Estado, el Tesoro Real, la Capilla Real y el cambio de guardia tal como se realiza en Londres o recientemente en Madrid.

Palacio Real de Estocolmo

El Globen, Globo de Estocolmo, es el edificio esférico más grande del mundo con 85 metros de alto y 110 de ancho. En él se celebran todo tipo de eventos, sobre todo deportivos; también posee restaurantes y hasta un centro comercial. Es un edificio que en la época de su construcción, en los años 80, no gustó nada a los ciudadanos pero con el paso del tiempo han ido aceptándolo y se ha convertido en uno de los emblemas de Estocolmo para el mundo.

El Globen

Algo que tampoco deben perderse es la visita a lo que está considerado como la galería de arte más larga del mundo. ¿Se lo imaginan? Es el Metro de Estocolmo, donde todas sus paredes están decoradas con infinidad de obras de múltiples estilos, asimismo se dan cita una gran variedad de músicos callejeros que amenizan las cortas esperas del efectivo metro.

Aún nos queda mucho por conocer en la capital sueca, así que estén atentos porque la lista de lugares para visitar no se ha acabado.

Te puede interesar

Categorías

Viajes

Carlos López

Desde que era pequeño siempre quise viajar y poco a poco pude ir convirtiéndome en un viajero incansable. Mis destinos preferidos: India, Perú y... Ver perfil ›

Escribe un comentario