La experiencia de nada en una piscina de roca

bondi.jpg

Ciudad más grande y antigua de Australia -aunque no es la capital-, Sydney siempre ofrece sorpresas a sus visitantes. Una de ellas está localizada en el barrio residencial de Newport.

La experiencia consiste en nadar en piscinas de roca con agua salada. Las piscinas en cuestión tienen 50 metros de largo tallada en la roca de la costa; sólo una simple red la separa del mar.

Las piscinas cuenta con cadenas para poder para echar la mano si la corriente del mar es demasiado fuerte. La de Newport es una de las más populares, pero hay otros barrios de Sydney que cuentan con su propia piscina.

Te puede interesar

Escribe un comentario