La Habana, capital del Caribe (Ib)

Proseguimos con la historia de esta ciudad que en su momento de apogeo llegó a ser uno de los tesoros del Imperio Español y que hoy en día se ha convertido en un destino turístico de primer orden.

El 20 de Diciembre de 1592 el rey Felipe II le da a La Habana el título de ciudad gracias a su posición estratégica, a sus riquezas y su próspero futuro. Este hecho convertiría a la ciudad en uno de los objetivos de los piratas que la atacarían en incontables ocasiones. Ya en el siglo XVII se construyen más fortificaciones, convirtiendo a los ataques piratas y corsarios en una casi imposible empresa ante sus potentes cañones y gruesas murallas de dura piedra.

Retrato de Felipe II

En 1649 un tercio de la población local sucumbe ante una epidemia traída desde Cartagena de Indias, pero esto no sería un gran inconveniente ni freno en el crecimiento de la ciudad a la cual seguía llegando un importante flujo de personas en busca de trabajo.
Durante este siglo, la ciudad crece aún más arquitectónicamente con la construcción de obras como el Convento de San Agustín, el Castillo de El Morro, el Convento de San Felipe Neri y una de sus construcciones más destacadas, la Real y Pontificia Universidad de San Jerónimo.

A mediados del siglo XVIII La Habana contaba con más de 70.000 habitantes y era una población próspera y en continua evolución. Evolución que se vio truncada cuando los vigías avistaron una increíble flota con más de 50 barcos que transportaban más de 14.000 hombres. El ejército británico había llegado para invadir este bastión del Imperio Español. Tras cruentas batallas y ser sitiada la ciudad, La Habana cayó en manos de los británicos hasta 1763 cuando éstos devolvieron la ciudad a los españoles a cambio de Florida.

Recreación pictórica del ataque a La Habana

Los españoles, temerosos de otros ataques comenzaron a construir la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña, edificación que llevaría más de once años construirla, la mayor fortificación construida jamás en el Nuevo Mundo, construcción que ayudaría en gran medida a la defensa de la ciudad. Contaba con innumerables cañones de gran potencia que a día de hoy continúan “guardando” la bahía de La Habana.

En el siguiente post continuaremos conociendo más sobre la historia de esta ciudad, una de las más curiosas de esta latitud.

Te puede interesar

Categorías

General

Carlos López

Desde que era pequeño siempre quise viajar y poco a poco pude ir convirtiéndome en un viajero incansable. Mis destinos preferidos: India, Perú y... Ver perfil ›

Escribe un comentario