La Habana, capital del Caribe (Ic)

Continuamos con la historia de esta tierra que ha estado plagada de ataques piratas, batallas entre grandes potencias y fue uno de los núcleos más importantes del nuevo mundo.

Allá por 1774 se realiza el primer censo oficial de Cuba y dio como resultado 171.670 habitantes de los cuales 44.300 son esclavos. Como nota cultural destacamos que el 15 de enero de 1796 llegaron a La Habana los restos de Cristóbal Colón provenientes de Santo Domingo.

Gracias en parte a que España no tenía el monopolio del comercio en aquella época, la ciudad se convirtió en un lugar próspero y floreciente y en 1818 ya fue puerto libre. Gracias a esto la ciudad continuó creciendo a pasos agigantados, el puerto recibía cada vez más variedad de productos entre los que destacaban las ropas provenientes de los lugares más punteros de la época, las mejores delicias gastronómicas y los teatros recibían a los mejores actores del momento. La ciudad era un auténtico hervidero donde trabajadores y adinerados convivían en armonía.

El ferrocarril de transporte de mercancía ayudó al impulso económico de la ciudad

En el siglo XIX, exactamente en 1837 se inaugura el primer tramo de ferrocarril con una distancia de 51Km que se usaría para el transporte de caña de azúcar hasta el puerto de la ciudad. Por entonces España, a la que aún pertenecía Cuba, se convierte en uno de los primeros países del mundo en tener ferrocarril.

Durante este siglo, la ciudad continuó creciendo y enriqueciéndose con importantes centros culturales como el Teatro Tacón, uno de los más lujosos del mundo, el Liceo Artístico y Literario y el Teatro Coliseo entre otros.

El Teatro Tacón

La ciudad no paraba de crecer en todos los aspectos y en la década de 1850 La Habana sufrió un importante empujón económico gracias a la industria azucarera, el ferrocarril y la industria tabaquera entre otras que lleno a rebosar las arcas de la ciudad como nunca se había visto hasta aquel momento. Llegó a crecer tanto que tuvieron que derribar las murallas para que la ciudad pudiera seguir siendo ampliada y se construyeran nuevos edificios de preciosa arquitectura.

Pero la soberanía española estaba llegando a su fin, en el siguiente post veremos cual fue el detonante y seguiremos conociendo más cosas sobre la historia, ya moderna, de La Habana.

Te puede interesar

Categorías

General

Carlos López

Desde que era pequeño siempre quise viajar y poco a poco pude ir convirtiéndome en un viajero incansable. Mis destinos preferidos: India, Perú y... Ver perfil ›

Escribe un comentario