La Habana, capital del Caribe (IIb)

Proseguimos nuestra particular ruta por La Habana en la Plaza de la Catedral, una de las mejor conservadas de la ciudad y que cuenta con edificios aledaños totalmente restaurados que dejan aún más protagonismo a la catedral. El edificio está dedicado a San Cristóbal de La Habana y fue construido en el siglo XVIII siguiendo la corriente arquitectónica barroca que tan de moda estaba en la ciudad en aquella época.

Justo enfrente se encuentra el edificio más antiguo de la ciudad, el Museo de Arte Colonial, que data de 1720. Posee un patio central que alberga varias especies de plantas tropicales y posee una variada colección de muebles coloniales. La plaza también ofrece a los visitantes varias cafeterías y restaurantes donde poder sentarse y disfrutar del entorno.

Una de las paradas obligatorias en nuestra visita a la ciudad es la conocida como Habana de Hemingway, donde su máximo exponente radica en el Hotel Ambos Mundos, lugar donde se hospedó durante gran parte de los años 30. Exactamente en la habitación 511, que a día de hoy es la única del hotel que no ha sido reformada sino que se ha dejado tal y como la dejó Hemingway, fue el lugar donde comenzó a escribir “Por quien doblan las campanas

Fachada del Hotel Ambos Mundos

Y si quiere sentirse tal como lo hacía este carismático personaje lo que debe hacer es relajarse un poco y visitar La Bodeguita del Medio, un local muy frecuentado por el escritor, donde comenzaba la noche con un delicioso mojito y la continuaba con un daiquiri.

Sería un gran error si no visita al menos una fábrica de puros o mejor aún, la Real Fábrica de Tabacos Partagás, una de las más antiguas. Aquí podrá ver como se siguen haciendo los puros a mano y como se mantiene la tradición de contratar a una persona para que lea a los trabajadores mientras desempeñan su labor. Otra fábrica de gran renombre es la Fábrica de Tabacos Romeo y Julieta donde podrá ver con todo detalle la fabricación de tan preciados cigarros.

Real Fábrica de Tabacos Partagás

El Parque Histórico Militar Morro-Cabaña fue construido por los españoles en el siglo XVI y en él se encuentra un fuerte que protegía a la ciudad de los incesantes ataques piratas. Hoy en día el fuerte guarda una importante colección de armas antiguas entre las que destaca una enorme catapulta.

Y hasta aquí nuestras recomendaciones respecto a los lugares más carismáticos de la ciudad que sin duda alguna merecen visita. Ahora llega el turno de volver a nuestro hotel, descansar y prepararse para sentarse a la mesa para degustar las delicias locales.

Te puede interesar

Categorías

Viajes

Carlos López

Desde que era pequeño siempre quise viajar y poco a poco pude ir convirtiéndome en un viajero incansable. Mis destinos preferidos: India, Perú y... Ver perfil ›

Escribe un comentario