La Valeta, fortaleza inexpugnable (III)

La Valeta

Llega la hora de sentarse a la mesa y de degustar, como en cada destino, de los mejores manjares que la gastronomía local o nacional nos pueden ofrecer. En este caso estamos ante una cocina deliciosa, delicada y que fusiona sus propias recetas con influencias de otros países convirtiendo a sus platos en una auténtica delicia.

Como en todo menú que se precie comenzaremos por los entrantes, en este caso algo característico de la zona, la sopa. La quarabaghli es la sopa por excelencia de los fogones preparada con calabacines o incluso con berenjena, tan querida por los griegos. Otra delicia es la minestra, que por su nombre puede resultar parecida a la minestrone, pero no es así, esta lleva verduras y queso rayado, que le da una consistencia espesa.

Plato de minestra

En cuanto a pescado tendrá un amplio abanico donde poder escoger; uno de los favoritos es el lampuka, los calamares y el pulpo también son muy apreciados en las mesas maltesas.

Referente a la carne, una de las favoritas es la carne de conejo o fenek como allí se llama. Un “Fenek bit-tewn u bl-inbid” es un plato de conejo con guarnición de tomate, ajo y salsa de carne, es un guiso que aparte de ser casi impronunciable es bastante pesado para el estómago, así que si quiere puede pedir un “Stuffa tal-fenek“, un guiso de conejo más ligero que es acompañado de vino, hierbas y guisantes.

Tradicional guiso de fenek

Sus tartas saladas son conocidas internacionalmente y no pueden faltar en ningún menú. Hay muchas formas de prepararlas, tantas como ingredientes diferentes con las que se pueden preparar, tales como verdura, carne, arroz, pescado o queso de cabra.

Y en cuanto a la bebida el vino es algo que tampoco puede faltar. Gracias a su clima en esta región se dan vinos de buena calidad y no suelen ser caros, así que podrán deleitar su paladar con los nobles caldos que de esta tierra manan. Y si es de los que le encanta la cerveza está de suerte. La cerveza maltesa es de gran calidad y reconocida internacionalmente. Si no bebe alcohol siempre podrá pedirse un kinnie, una limonada amarga con hierbas que es muy refrescante.

Algunos de los estupendos vinos malteses

Para todos los gustos, así es la cocina maltesa, no espere más y disfrute de estos suculentos platos. ¡Buen provecho!

Te puede interesar

Categorías

Gastronomía

Carlos López

Desde que era pequeño siempre quise viajar y poco a poco pude ir convirtiéndome en un viajero incansable. Mis destinos preferidos: India, Perú y... Ver perfil ›

Escribe un comentario