Las Vegas, “la ciudad del pecado” (I)

USA

Cruzamos de nuevo el charco para irnos a la que se conoce como la ciudad donde todo (o casi todo) vale. Interminables luces de neón, millones de bombillas, dinero, hoteles de lujo y coches de ensueño se dan cita en una de las ciudades más famosas de los Estados Unidos. ¡¡Bienvenidos a Las Vegas!!

Como una ciudad de excesos podría calificarse a esta ciudad situada en el estado de Nevada, también la han calificado como un vergel en medio del desierto y en realidad lo es. Se encuentra en el árido desierto de Mojave y es un auténtico foco turístico durante todo el año, se calcula que más de 35 millones de visitantes se acercan a esta ciudad que dispone de más de 140.000 plazas hoteleras.

Una de las avenidas de la ciudad

El nombre de Las Vegas proviene del manantial natural que daba verdor a esta zona de Nevada durante la época del primer asentamiento, allá por el siglo XVIII. La ciudad fue fundada en 1905 como parada del ferrocarril Union Pacific, que unía las ciudades de Salt Lake City en el vecino estado de Utah y Los Ángeles en California. El pueblo permaneció siendo un pequeño y casi olvidado lugar hasta que en 1930 el juego se legalizó y convirtió a la ciudad en una especie de meca donde constructores, trabajadores y apostadores se daban cita en el otrora olvidado pueblo ya caso convertido en una auténtica ciudad.

Uno de los trenes de la Union Pacific

Miles de obreros se mudaron a esta zona llamados por el trabajo, sobre todo por la construcción de la Presa Hoover hasta la construcción de los grandes edificios y casinos. Estos últimos recibirían la visita de personalidades ilustres norteamericanas como Frank Sinatra, Marilyn Monroe o el mismo Elvis Presley quien llegó a decir que Las Vegas era como un delicioso infierno en la tierra.

Esta vorágine constructora y consumista fue un bocado interesante para la mafia la cual se instaló aquí para blanqueo de dinero fácil proveniente de sus fechorías y extorsionar a los ricos empresarios convirtiendo este lugar en un sitio no muy seguro.

Ya en la década de los 60 la ciudad comenzó a mejorar la reputación de la ciudad y se siguió construyendo sin parar; hoteles, campos de golf, más casinos y un sinfín de edificios. En los 90 la tendencia de construir edificios cada vez más y más grandes estaba en pleno auge y como claro ejemplo tenemos el MGM Grand, un hotel que a día de hoy es el más grande y cuenta con más de 5000 habitaciones. O el suntuoso Luxor, evocando a las pirámides de Egipto con un tamaño más que considerable.

EL lujoso hotel Luxor

El entretenimiento y las apuestas han convertido a Las Vegas en un auténtico pilar para la economía de Nevada. Pero si ustedes no son de los que apuestan o no son derrochadores, la ciudad cuenta con un montón de alternativas que veremos en posteriores posts.

Te puede interesar

Categorías

General

Carlos López

Desde que era pequeño siempre quise viajar y poco a poco pude ir convirtiéndome en un viajero incansable. Mis destinos preferidos: India, Perú y... Ver perfil ›

Escribe un comentario