Lima, ciudad de reyes (Ib)

En el post anterior habíamos finalizado con lo que se conoció como “era del guano”. A esta época de prosperidad corresponde una gran inmigración de muchos países europeos y sobre todo chinos, también conocidos como coolíes que sustituyeron a los esclavos negros en las explotaciones azucareras. Toda esta amalgama de razas asentaron la base de una ciudad multicultural que a día de hoy se sigue apreciando en cualquier rincón de Lima.

Ya en 1879 y tras varios años de tranquilidad, Perú entra en guerra con Chile y la ciudad de Lima quedo destruida. Pero eso no fue suficiente para los limeños. Orgullosos volvieron a reconstruir la ciudad dándole a la ciudad un aire nuevo con grandes avenidas, parques y multitud de establecimientos. La ciudad de los reyes nacía de nuevo.

Recreación pictorica de la guerra contra Chile

En décadas posteriores el rápido crecimiento demográfico y la migración de las gentes del campo a la ciudad hicieron crecer a Lima de una manera fulgurante, pero caóticamente construyéndose edificios sin seguir ninguna norma y sin importar el urbanismo, aunque el centro de la ciudad y determinadas zonas seguían luciendo los preciosos edificios coloniales, fruto de una esplendorosa época pasada.

Hoy en día Lima es una vibrante ciudad y a pesar de no tener tanto glamour como Río de Janeiro o Buenos Aires, la ciudad tiene muchísimo que ofrecer a todo el que la visite. Preciosas iglesias, museos, barrios costeros, ruinas Incas y ofrece también la posibilidad de hacer una escapada al Machu Picchu, al Lago Titicaca o a la jungla amazónica.

Vista parcial de la ciudad

Aunque el índice de pobreza en la ciudad es considerable, sus habitantes siempre están dispuestos a sonreír ante las adversidades y ante los visitantes a esta curiosa ciudad.

Te puede interesar

Categorías

General

Carlos López

Desde que era pequeño siempre quise viajar y poco a poco pude ir convirtiéndome en un viajero incansable. Mis destinos preferidos: India, Perú y... Ver perfil ›

Escribe un comentario