Lo mejor de Rodas en 4 dias

Esta fértil isla es un importante centro turístico internacional, especialmente la parte norte de la isla, alrededor de la capital. Isla cosmopolita, fruto según la mitología del amor entre Helios (Sol) y la ninfa Rhode (la rosa).

Fue uno de los puertos más famosos de la antigüedad, conocido sobre todo por el Coloso , la enorme estatua que da la bienvenida a sus visitantes y que fue considerada como una de las siete maravillas del Mundo Antiguo. Rodas, además hoy día constituye un excelente punto de partida para iniciar la ruta por las islas.Tsambika, es una de las mejores playas de Rodas. Por la carretera nacional, desde Pefki y la bella bahía de Stafyliá hasta Cabo Prasonisio, hay una serie ininterrumpida de litorales de arena poco frecuentados: Glystra, Kiotari, Lahania, son nombres que conviene recordar 🙂 . También la pequeña isla de Calcio posee bonitas playas a las que sólo se puede acceder en los barcos que salen cada mañana desde el puerto de Emborio.

Visita la ciudad medieval con sus gigantescas murallas y minaretes. Todavía subsisten siete puertas de la antigua ciudad amurallada, legado de los Caballeros de San Juan. El palacio del Gran Maestre, dañado por una explosión fue reconstruido por los italianos en 1856. El hospital de los Caballeros acoge hoy el Museo Arqueológico y la antigua catedral de los Caballeros, justo enfrente, es hoy el Museo Bizantino. El antiguo barrio judío se halla al este de la puerta Koskinou, cerca de la Plaza de los Mártires, con su fuente acabada en tres caballitos de mar de bronce.

Mandráki, el antiguo puerto presidido por tres molinos, merece también una visita. En el monte Smith, quedan vestigios de la Rodas helénica, con un templo de Apolo, el restaurado Teatro Antiguo y el Odeón. Asimismo resulta obligada la visita al pueblo de Lindos, a 58 Kms. de Rodas, con sus casas blancas a modo de fortaleza sobre una colina al fondo de una amplia bahía, ideal para el baño. Es famosa su Acrópolis, fortificada por los Caballeros, a la que se llega a pie o en burro. Se cuenta que el apóstol San Pablo descendió a la bahía que lleva su nombre y que se halla situada bajo la acrópolis.En la antigua Kámiros, situada en una colina en terraza sobre el mar, se hallan los restos de una ciudad dórica. En el interior de la isla, una carretera bordea el monte del Profeta Ilías, con senderos que conducen a un gigantesco bosque de pinos.

El pueblo de Monolitos, en el extremo meridiona, se encuentra en una colina aislada coronada por un castillo de las Cruzadas. Sus vistas son impresionantes.

Alexis es una de las tabernas más antiguas de la isla, con gran variedad de marisco y excelente pulpo a la brasa. 😛
Ta Kioupia, en Ixiá, les permitirá hacer un recorrido gastronómico por toda Grecia, con su amplio menú de degustación.

Via: Grecotur

Te puede interesar

Escribe un comentario