Oporto ha cumplido diez años como Patrimonio Cultural de la Humanidad

Oporto

Si todavía no tienes planes para estas Pascuas, yo te propondría viajar a Oporto, una preciosa ciudad de nuestro vecino país Portugal.

Oporto, en portugués, Porto, que significa puerto, es una bella ciudad lusitana, la segunda más importante de Portugal después de Lisboa. Está ubicada al norte del país, en la ribera derecha del río Duero, en su desembocadura en el Océano Atlántico.

Entre otras muchas razones, una especialmente relevante para visitar Oporto, es que su centro histórico fue declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO en diciembre de 1996.

No sé si te has preguntado alguna vez, cuales son los criterios para que una ciudad, barrio o monumento reciba esta distinción por la UNESCO, pues te diré que varía de un lugar a otro. En el caso de Oporto, esta declaración responde a los siguientes criterios:

  • El elevado valor patrimonial de su tejido urbano, marcado por monumentales testimonios del arte románico, gótico, manierista, barroco y neoclásico, así como obras de períodos más recientes, también de gran significado arquitectónico;
  • La rica y variada arquitectura civil, que se adapta a las condiciones geográficas y sociales de la ciudad;
  • La estrecha relación con el río Duero, que tanto influyó en su núcleo originario;
  • La vitalidad institucional y social del Centro Histórico

Oporto el Puente de hierro

Oporto, como muchas ciudades europeas, es una ciudad antigua, con un gran patrimonio cultural, pero que en su caso está siendo sometida a una amplia modernización. El programa de rehabilitación urbana que se inició en 1974, ha sido aplicado a un gran número de monumentos y viviendas, y actualmente sigue activo en los distritos de Sé, Ribeira / São Nicolau, Vitória y Miragaia.

Esta elegante ciudad europea, con remarcado estilo inglés, cuenta con el mayor metro de Portugal y cubre tanto el centro, como el área metropolitana. Un medio de transporte muy cómodo para tus desplazamientos por Oporto. Su aeropuerto Sa Carneiro, ha sido recientemente ampliado para alcanzar una capacidad de 16 millones de pasajeros al año.

De Oporto, recuerdo sus preciosos puentes, que unen las dos orillas del río, el contraste del azul del agua con los coloridos barcos pescadores, los paseos por las calles iluminadas por la noche, su estupenda gastronomía y cómo no, sus vinos, el famoso vino de Oporto, o simplemente Oporto.

Si te animas y viajas a Oporto o ya has estado allí, me gustaría que nos contaras qué es lo que mas te ha gustado, que recomiendas visitar, tus platos típicos preferidos y lo que tu quieras compartir con nosotros y con nuestros lectores viajeros incansables.

 

¡No olvides la cámara y que te diviertas!

Te puede interesar

Escribe un comentario