Pekín, ciudad imperial (IIIb)

Continuamos con nuestro recorrido gastronómico recuperando fuerzas tras la gran ruta de visitas que realizamos. En el último post habíamos hecho una pausa cuando estábamos hablando del cordero y de algunas de las formas de prepararlo y ahora vamos a continuar con carne.

Los pequineses tienen una forma de cocinar la carne en dos fases, la primera es una cocción lenta en agua únicamente y en la segunda, la carne se corta en pequeños trozos y se utiliza parte del caldo de la cocción y se le agregan verduras frescas, pasta y especias, consiguiendo un plato fresco y sabroso.

En Pekín se utiliza mucho el ajo y verduras de fuerte sabor como cebollas, cebolletas, puerros y el jengibre. De vez en cuando también se utilizan hojas de cilantro que da a los platos un ligero sabor agridulce. Otro ingrediente muy apreciado en Pekín es el pollo, sobre todo el pollo asado que suele servirse desmenuzado en una fuente y regado con salsa de ajo espesa, caldo de pollo y salsa de soja.

La carne es un alimento muy popular

Uno de los platos más conocidos de la ciudad es el puchero mongol. Procede de los nómadas que vivían en las regiones del noroeste y se cocina en la propia mesa. Se coloca un hornillo en el centro y se pone un puchero con caldo y alrededor se ponen tantos platos como comensales haya, llenos de filetes muy finos de cordero. Cada comensal coge con los palillos un trozo y lo mete en el puchero hasta que se haga, después se moja la carne en las salsas y se come. El caldo puede tener repollo para dar más sabor. Y después de comer la carne, con el agua restante se añaden fideos y se completa la comida con la sopa, tal como dije en el post anterior, dado que la sopa se come como último plato.

Puchero mongol

El arroz es otro de los ingredientes que jamás falta en la mesa de cualquier chino, es un arroz sencillo, únicamente cocido sin añadirle ajo y aceite como se hace en occidente. Hay veces que el grano lo lavan hasta 5 veces para eliminar todo el almidón posible y para que quede suelto y blando después de ser cocido, aunque también te lo puedes encontrar tal cual de forma que se pueden hacer pequeñas bolitas y comerlo con más facilidad con los palillos.

El omnipresente arroz

Otra cosa que se degusta mucho en la ciudad son los buñuelos, al vapor o hervidos y también la pasta en muchas formas. Asimismo las tortitas y los bollitos calientes con ajonjolí son muy populares y se comen rellenos de carne picada y como bebida para todo el mundo suele usarse el té verde.

En el siguiente post continuaré entre fogones y presentando el plato más conocido de la gastronomía pequinesa.

Te puede interesar

Categorías

Gastronomía

Carlos López

Desde que era pequeño siempre quise viajar y poco a poco pude ir convirtiéndome en un viajero incansable. Mis destinos preferidos: India, Perú y... Ver perfil ›

Escribe un comentario