Pekín, ciudad imperial (IIIc)

Proseguimos degustando los ricos manjares que se preparan en esta ciudad imperial, hemos probado su carne, pucheros, guisos, pollo, arroz y le llega el turno a otro de los platos bandera, quizá el más conocido internacionalmente dado que se puede degustar en cualquier restaurante chino del mundo, aunque seguramente no sea como el que hacen en Pekín.

Estoy hablando nada más y nada menos que del pato a la pequinesa o también conocido como pato lacado. Es un plato que su preparación puede llevar hasta dos días donde se prepara al pato para que la piel se separe de la carne por si sola y adquiera su textura crujiente. Según cuentan la receta de este plato es ancestral y consistía en rellenar de hielo al pato y ponerlo a fuego muy fuerte después de haberlo salado y sazonado con especias. Se “pinta” la piel con una mezcla de grasa de pato, miel y salsa de soja.

El delicioso pato lacado

Después de esta preparación, la piel del pato queda con un intenso color dorado, se corta en pequeños trozos y se depositan en una especie de crepes, las cuales pueden enrollarse y comerse o añadirles diferentes verduras y hortalizas cortadas en fina juliana, como apio, puerro, zanahoria, etc. y se acompaña con una salsa de sabor fuerte muy parecida al marinado.

Los frutos del mar también tienen su lugar entre los fogones pequineses sobre todo las gambas gigantes, del tamaño de langostinos, que hay en el Golfo de Chilli, un lugar bastante alejado de la ciudad pero que abastece cada día a Pekín de este suculento crustáceo.

Plato de gambas gigantes

Se suelen consumir mucho, sobre todo en los inviernos y se suelen preparar rehogándolas con su propia cáscara y servidas con una pasta hecha con soja y puré de tomate, además estas gambas pueden prepararse como acompañamiento de carnes, pescados o verduras, convirtiendo este ingrediente en algo muy versátil en la cocina.

Llegamos al final de nuestro modesto recorrido por la gastronomía pequinesa, que no china porque me llevaría muchos post. Y nos vamos a preparar para continuar nuestro viaje por la ciudad imperial.

Te puede interesar

Categorías

Gastronomía

Carlos López

Desde que era pequeño siempre quise viajar y poco a poco pude ir convirtiéndome en un viajero incansable. Mis destinos preferidos: India, Perú y... Ver perfil ›

Escribe un comentario