Polinesia, guía práctica

 

  

Introducción:

El término Polinesia fue introducido a principios del siglo XIX para indicar los numerosos grupos de islas situadas en el océano Pacífico al oriente de la Melanesia, la Micronesia y Australia. La Polinesia se situa a unos 18.000 kms de la España peninsular y su superficie es similar a la del continente europeo, sin contar la extensión de Rusia. Está compuesta de cinco archipiélagos distantes que acogen 118 islas y atolones.

 

  

Para llegar:

Se puede salir desde Madrid o Barcelona con Air France a Papeete (en la foto), la capital de Tahití. Hay que hacer una escala en París y una parada en Los Ángeles.

Una vez allí, desde el aeropuerto de Fana (Tahití) al aeropuerto de Bora Bora, el vuelo dura 45 minutos, con paradas alternativas en Raiatea o Tahaa. Hay vuelos regulares de Air Tahití y vuelos chárter a cargo de Wan Air, Air Archipels y Air Tahití/Air Moorea. También se puede ir en barco desde el aeropuerto de Papeete.

Idioma:

Los idiomas oficiales son el francés y el tahitiano. En Papeete es frecuente encontrar estudiantes que hablan español.

Clima:

Tropical y soleado. La temperatura se refresca con los Alisios del Pacífico, que soplan todo el año. La temperatura media es de 27ºC, y la del agua de las lagunas 26ºC.

La hora:

Están a 10 horas de diferencia del Meridiano de Greenwich, respecto a la España peninsular hay 12 horas en horario de verano y 11 en invierno.

 

   

 

Qué llevar:

Imprescindible ropa de verano. También es muy útil una loción antimosquitos.

Qué comprar:

Perlas negras, en joyas o sin montar, nácar, “tapas” (tejidos de fibras adornados con dibujos maorís) en cinturones o en posa-vasos, cestería, ramitas de vainilla fresca, maderas esculpidas de las Marquesas, tambores, pareos, vestidos de noche de Tahití, camisas de hombre, “ti fai fai” (colchas realizadas con el patchwork de la zona) y “monoi” (aceite de belleza a base de copra).

 

 

Te puede interesar

Escribe un comentario