Río de Janeiro, a cidade maravilhosa (I)

Rio de Janeiro

Cambiamos de hemisferio y nos vamos a buscar el calor en una de las ciudades más visitadas del continente americano. Una ciudad cosmopolita y con una gran y variada infraestructura turística. ¡Bemvindos a Rio de Janeiro!

El 1 de Enero de 1502 exploradores portugueses arribaron a la Bahía de Guanabara, se asentaron en esta zona y la llamaron Río de Janeiro convirtiéndola en una emergente ciudad. Los franceses se hicieron eco de la prosperidad de la misma e intentaron tomarla en el año 1555 pero las tropas francesas fueron repelidas finalmente por los portugueses 12 años después.

Panorámica de la ciudad

Rio de Janeiro, como colonia portuguesa tenia como sustento la agricultura hasta el descubrimiento de importantes yacimientos de oro en la localidad próxima llamada Minas Gerais (Minas Generales) hecho que convirtió a Río en el centro de exportación y tasación del noble metal. En 1763 la capital se trasladó a Río de Janeiro y ésta sufrió un auténtico impulso económico que la convirtió en una de las ciudades más importantes de toda Sudamérica.

En 1889 Brasil se convirtió en república federativa y Río continuó siendo la capital del país hasta 1960 cuando el gobierno movió la capital a Brasilia.

Desde entonces Río ha seguido creciendo convirtiéndose en una urbe de más de 10 millones de personas donde ricos y pobres viven unos al lado de otros con los consiguientes problemas sociales que esto genera debido a la alta tasa de criminalidad existente.

La conocida playa de Copacabana

Los habitantes de Río son apasionados de la vida, de la playa, del carnaval y como no, del fútbol o bola como le llaman allí. Es una ciudad de contrastes donde al lado de la playa se pueden ver increíbles hoteles destinados al turismo extranjero y un poco más allá se pueden ver las favelas o barrios pobres.

Estamos seguros de que no le dejará indiferente esta ciudad. Eso sí, le damos un consejo. Por su seguridad si alquila un coche vaya con las ventanillas subidas y el seguro puesto y nunca haga caso de lo que le piden en los semáforos. No haga ostentación de joyas o dinero dado que en las zonas más turísticas de la ciudad hay proliferación de carteristas que desaparecen rápidamente una vez toman “prestado” su botín. Por lo demás es un destino digno de visitar casi en cualquier época del año.

Te puede interesar

Categorías

General

Carlos López

Desde que era pequeño siempre quise viajar y poco a poco pude ir convirtiéndome en un viajero incansable. Mis destinos preferidos: India, Perú y... Ver perfil ›

Escribe un comentario