Sinagoga Vieja-Nueva de Praga

En Praga, en el barrio judío de Josefov, se construyó en el 1270 la Sinagoga Nueva o Grande, bautizada así en su origen para diferenciarla de otro templo cercano que fue derruido años después. No fue hasta mediados del siglo XVI cuando se le añadió el apellido “vieja“, debido a la construcción de otras tres sinagogas en la ciudad. La Sinagoga, además es una de las más antiguas de toda Europa y uno de los primeros edificios góticos de la ciudad.

El edificio, con dos pilares octogonales que soportan la bóveda de cinco nervios, conserva en la actualidad la única sala medieval de su clase en toda Europa, además de ser un ejemplo de supervivencia casi divina, que ha conseguido salir impune de incendios, una guerra mundial, el nazismo y la demolición del guetto.
Con la intención de no olvidar el triste pasado, los responsables del templo exponen cada cierto tiempo una serie de fotografías sobre la vida en el guetto durante el nazismo, recogiendo tanto imágenes de la vida cotidiana como de la brutalidad fascista que soportaron sus habitantes.

Te puede interesar

Escribe un comentario