Sydney, la reina del Pacífico (IIa)

Una vez conocida la curiosa historia de la ciudad vamos a comenzar un largo e interesante recorrido por la ciudad que se extenderá a lo largo de varios post para no perdernos ni un solo detalle de Sydney.

Hay quien dice que el puerto de Sydney es el más bonito del mundo. Con su vanguardista Ópera de Sydney y el puente de Sydney hacen de este enclave uno de los más visitados de toda Australia y por algo será…

Vista de la Bahía de Sydney

Macquarie Place y Macquarie Street están repletas de bancos y edificios de estilo victoriano mientras que King Cross, Darlinghurst y Paddington son auténticos crisoles cosmopolitas donde gente de todos los lugares del mundo se dan cita y viven en perfecta armonía. Kingcross es conocido por su barrio rojo y por su gran número de cafeterías mientras que Darlinghurst es el núcleo gay del país donde se celebra el Gay & Lesbian Mardi Gras Parade y Paddington posee un ambiente más gentil, con restaurantes de moda, galerías, tiendas de antigüedades y terrazas victorianas.

La conocida Ópera de Sydney tiene su historia. En 1966 el arquitecto abandonó Australia dejando a medias su obra debido a los altísimos costes del proyecto que posteriormente sería completado por otros arquitectos que lo completarían en 1973 y lo convertirían en el símbolo de la ciudad para el país y para el mundo. Actualmente este increíble recinto alberga cerca de 3.000 actuaciones cada año.

La conocida Ópera de Sydney

Al lado se encuentra el puente de Sydney, una gran obra de ingeniería al que se le conoce cariñosamente como “el perchero”. El puente requirió 8 años y más de 1.400 en su construcción para ser inaugurado en 1932 y desde entonces se ha convertido en una auténtica atracción para todo el mundo desde donde se puede obtener una vista estupenda de toda la bahía e incluso mejorar las vistas subiendo hasta la parte más alta del mismo desde donde verá gran parte de la ciudad.

Vista del Puente de Sydney

Y justo debajo del puente se encuentra The Rocks, un vecindario con un entramado de calles laberínticas, con casas de piedra y lugar donde se encuentran los locales de copas más antiguos de la ciudad. Es una área muy turística con gran número de cafeterías, restaurantes, galerías de arte, museos y muchas tiendas de souvenirs.

Entre sus edificios más emblemáticos se encuentran el Cadman´s Cottage, el edificio más antiguo de Sydney construido en 1816 o el Sydney Observaroty, lugar donde se encontraba el primer molino construido en la ciudad.

Primer alto en el camino de este recorrido por Sydney para tomar unas fotos, coger aire y prepararnos para la segunda parte del trayecto.

Te puede interesar

Categorías

Viajes

Carlos López

Desde que era pequeño siempre quise viajar y poco a poco pude ir convirtiéndome en un viajero incansable. Mis destinos preferidos: India, Perú y... Ver perfil ›

Escribe un comentario