Templo Sik Sik Yuen Wong Tai Sin

Con una decoración de rico colorido, Wong Tai Sin es un excelente ejemplo de templo tradicional chino con sus pilares rojos, el tejado dorado adornado con frisos azules, celosías amarillas y esculturas multicolor. Un arco de granito tallado al estilo tradicional separa las dos terrazas del templo, y la entrada principal está rodeada de puertas y ventanas. Los fieles se reúnen en el patio delantero. En los jardines hay otros templos dedicados a Buda y Confucio.

Según la leyenda, Wong Tai Sin era un niño pastor que vivía en una parte de la provincia china Zhejiang llamada Colina del Pino Rojo. Cuando tenía sólo 15 años, un inmortal le enseñó el arte de refinar cinabrio hasta convertirlo en una medicina que, según se decía, lo curaba todo. Pasó los 40 años siguientes recluido, hasta que lo encontró su hermano, que había estado buscándolo todo ese tiempo a él y a la oveja que cuidaba.

 También se dice que Wong Tai Sin había convertido rocas blancas en ovejas para sustituir a la oveja perdida. Esta hazaña está representada en el templo por dos grandes esculturas doradas de ovejas. Hoy día, a Wong Tai Sin le rinden culto no sólo quienes tienen problemas de salud, sino también quienes tienen problemas de negocios, que vienen a pedirle consejo.

  El Templo Wong Tai Sin actual se inauguró en 1956, pero la pintura de Wong Tai Sin, alojada en el templo principal, fue trasladada a Hong Kong desde Guangdong en 1915. Su traslado oficial a este templo se llevó a cabo en 1921.

La mayoría de los visitantes del templo quieren que les adivinen el futuro. Esto se hace con ayuda de un recipiente de bambú que contiene palillos numerados. Los fieles encienden varillas de incienso y se arrodillan ante el altar mayor, formulan un deseo y agitan el recipiente hasta que se cae uno de los palillos. Este se cambia por un trozo de papel con el mismo número. Un adivino interpreta el futuro escrito en el papel.

Abierto todos los días, de 7:00 a 17:30 h
  Cómo llegar: En metro: la estación Wong Tai Sin (Salida B2), está a tres minutos a pie del Templo.
 

Te puede interesar

Escribe un comentario