Vanuatu, el país feliz (III)

Comenzamos nuestro tercer apartado de nuestra ruta en este maravilloso destino y en esta ocasión vamos a conocer algunas de las peculiaridades de la gastronomía nacional y saber cuales son los platos más tradicionales que podemos disfrutar en la gran mayoría de sus restaurantes.

Se podría decir que la gastronomía de Vanuatu es realmente interesante y muy apreciada en toda la zona del Pacífico gracias a su gran calidad y sobre todo originalidad a la hora de elaborar las diferentes preparaciones, aunque su principal ingrediente a la hora de cocinar sea el coco.

El tradicional laplap antes de ser preparado

El plato más típico del país es el laplap, una masa pastosa sobre la que se suele rayar mandioca o ñame para posteriormente colocarlo todo sobre hojas de espinaca y empaparlo todo con un líquido blanquecino elaborado con coco rayado diluido en agua, un alimento realmente natural y exótico.

Posteriormente se le añaden trozos de cerdo, ternera o pollo que también son envueltos, pero éstos en hojas de platanero para cocinar posteriormente todos los ingredientes en hornos de tierra conocidos como “umus”, a los que se le agregan piedras incandescentes por arriba y por abajo.

Hay que destacar que gracias a la presencia francesa en la isla, podremos encontrar restaurantes de calidad en Port Vila donde poder degustar una gran variedad de platos, aunque si nos vamos alejando de la capital, encontraremos locales donde el número de platos está más limitado y donde basan principalmente su cocina en pollo y arroz entre otras cosas.

También hay especialidades elaboradas con pescado, pollo o cerdo cocidos en un tradicional horno umu. Estos platos suelen ir acompañados de arroz o de taro, una planta típica de la zona que da un sabor realmente característico a las elaboraciones gastronómicas. El pescado podemos encontrarlo crudo, pero marinado en leche de coco y aderezado con diferentes condimentos o incluso frutas tropicales.

El tradicional umu antes de ser cubierto con piedras incandescentes

Y para beber tendremos el kava, una bebida ritual que se suele servir en media cáscara de coco, pero cuidado, hay que beberlo con mucha precaución si no queremos tener grandes mareos o en grandes ingestas puede provocar alucinaciones y que los ojos se tornen de color rojo durante su efecto. Con una copa es más que suficiente.

Nosotros llegamos hasta aquí con la gastronomía y nos vamos a preparar para seguir conociendo más cosas sobre este destino en el siguiente apartado, que estará dedicado a la cultura.

Te puede interesar

Escribe un comentario