Varsovia, sorprendente (IIIb)

Continuamos sentados a la mesa para terminar de degustar los sabores locales con los segundos platos, postres y bebidas en esta particular visita. Anteriormente habíamos hablado de los desayunos, entremeses y sopas que se toman y ahora llega el turno a la parte más fuerte de las comidas.

La carne es un alimento que no puede faltar en una buena comida varsoviana, sobre todo la de cerdo y la de vaca, donde destacan las chuletas de cerdo, el repollo relleno de carne picada con salsas, el golabki, empanadillas de carne y requesón picante, codillo de cerdo al horno, rollos de carne de cerdo, pollo o vaca rellenos de queso y mantequilla o albóndigas. Todos estos platos van guarnicionados con patatas fritas o cocidas, guisantes, pepinos, zanahorias o champiñones principalmente.

El tradicional golabki

En cuanto a pescados, el más apreciado es la carpa a la polaca, preparada con pasas, miel y almendras, aunque también aprecian mucho las truchas y los arenques que los preparan asados o con salsa de nata agria.

Los quesos también tienen un papel esencial en la gastronomía nacional. Los polacos adoran el queso y lo emplean como aperitivo o como acompañamiento de las diferentes comidas del día. Y en cuanto a postres, además de las tradicionales frutas, helados y pasteles, destaca la tarta malakow hecha con mantequilla azúcar, huevos, almendra y nata fresca.

La tarta malakow con chocolate y crema

Todos estos ingredientes deben ser regados con buenas bebidas donde destaca la cerveza, que en Polonia es de buena calidad. Aunque el país no produce vinos apenas, pueden encontrarse buenas marcas importadas de Bulgaria, Francia, Italia e incluso España.

Y para finalizar la comida siempre nos servirán una buena taza de café fuerte o un té con limón. Y a ello le acompaña una copa de licor, en este caso de vodka, aunque hay otros licores como el aguardiente o el wisniak, una especie de coñac.

Una vez conocidos los platos más característicos de la ciudad y con el estómago lleno, ya tenemos energías suficientes para continuar nuestro recorrido por esta sorprendente ciudad.

Te puede interesar

Categorías

Gastronomía

Carlos López

Desde que era pequeño siempre quise viajar y poco a poco pude ir convirtiéndome en un viajero incansable. Mis destinos preferidos: India, Perú y... Ver perfil ›

Escribe un comentario