Qué ver en Shiraz, Irán

De un tiempo a esta parte estamos conociendo Irán desde un punto de vista turístico. Tal vez no sea el mejor momento para viajar a este país pero sí es uno bueno para comprender que es mucho más de lo que vemos en las noticias.

Hemos recorrido Teherán, su capital, y la bella ciudad de Isfahán, pero hoy le toca el turno a otra ciudad importante de Irán: Shiraz. Es una de las ciudades más antiguas del país y se la conoce como la ciudad del vino, las flores y la poesía. Con eso podemos darnos una idea de qué tipo de ciudad descubriremos hoy.

Shiraz

Está al sudoeste de Irán y como dije más arriba se cuenta entre las más antiguas del país. Ha sido un importante centro comercial por siglos y ya desde el siglo XII era la cabeza de la literatura y las artes. Ha entregado a las letras iraníes dos importantes poetas, Saadi y Hafez, y es por eso que se la conoce como la ciudad de la poesía.

Pero como dije antes también es una ciudad de flores y es así porque abundan los jardines y los arboles frutales por todas partes. Con cada cambio de estación la ciudad cambia de colores y cuando estos arboles se ponen en flor es un paisaje precioso.

Shiraz tiene aeropuerto internacional y es muy moderno, tanto como el de Teherán, ciudad de la que dista poco más de 900 kilómetros. Debido a la distancia puedes ir de la capital a Shiraz en avión, en tren o en autobús. Si optas por el tren, una buena decisión, conviene viajar de noche y no quemar horas de día. Eso sí, hay que reservar porque hay pocos trenes así que apenas sepas la fecha, hazlo. Hay un servicio de reserva express pero es pago así que si reservas trata de hacerlo unos diez días antes. De todas maneras se pueden hacer reservas entre dos y tres días con anterioridad a la partida.

El tren nocturno entre Teherán y Shiraz parte a la tardecita de la capital y llega a la mañana a Shiraz. Te recomiendo visitar el sitio web de trenes iraníes, www.iranrail.net, porque es muy útil. Te envía el ticket electrónico, lo imprimes, lo muestras en la estación y listo. Casi todos los destinos se pueden reservar online. Se puede pagar con tarjeta de crédito, transferencia bancaria, bitcoin y Western Union.

Este año se lanzó un tren de lujo entre Teherán y Shiraz, de cinco estrellas, llamado Fadak, pero en el sitio web cuya dirección apunte más arriba están todos los trenes bien descritos. Obviamente también hay autobuses y hay servicios VIP con asientos confortables y espacio para estirar las piernas y cena caliente, pero el viaje es largo. Calcula un precio de alrededor de 20 euros. El avión es una opción rápida cuya tarifa ronda a su vez los 30 o 35 euros.

Qué ver en Shiraz

Cuando uno llega a una nueva ciudad lo mejor es caminar así que en el caso de una ciudad iraní hay que caminar por sus jardines y sus bazares. En Shiraz está el Bazar Vakir, con cientos de tiendas y puestos. Es un sitio laberíntico ideal para tomar buenas fotos y hacer buenas compras pues hay de todo: joyas, alfombras, ropa, utensilios de cocina, especias. Es un bazar techado, de bella arquitectura del siglo XVIII.

Cuando se trata de jardines, después de todo a Shiraz se la conoce como la ciudad de las flores, puedes caminar por el Jardín Eram. Está dentro de la Universidad de Shiraz, en sus jardines botánicos, y verás rosas, naranjos, pinos, cipreses, alguno tal vez con tres mil años de vida, un estanque pequeño en el centro, un palacio de la era Qajar que aunque está cerrado al público completa una posta lujosa y mil flores. Parece que su construcción data del siglo XII y por eso mismo ha sido muchas veces reconstruido. Abre de 8 am a 6 pm.

La llamada Mezquita Rosa, la Mezquita Nasir ol-Mulk, es un edificio famoso en Shiraz. Data de fines del siglo XIX y tiene un interior multicolor con arcos, azulejos, ventanas de cristal y alfombras persas por todas partes. Es una explosión cromática que no hay que perderse. No muy lejos está el Mausoleo Sha-e Cheragh, uno de los hermanos de Ali Reza, uno de los Imanes Shia, que fue asesinado en el siglo IX.

Es un mausoleo muy bonito, con patio, santuario de azulejos azules con un interior espejado que resplandece en verde y una fuente central. Vale la pena visitar la tumba de este mártir iraní por la belleza del diseño. Esta no es la única tumba hermosa en Shiraz, también está la Tumba de Hafez, uno de los poetas mas respetados de Irán, un verdadero maestro en el ghazal, poema corto y con ritmo.

La tumba del poeta está en el medio de un jardín precioso situado al noreste de la ciudad y no solo van los iraníes a rendirle sus respetos sino también los extranjeros que conocen su obra.  Dentro funciona una casa de té así que es un paseo completo.

Lo mismo podemos decir de la Tumba de Sa’di, literato del siglo XIII, anterior a Hafez. Sus dichos han atravesado la historia de Irán y puedes visitar las dos tumbas en un mismo paseo porque no están lejos la una de la otra. También tiene una fresca casa de té.

En el centro de Shiraz hay una fortaleza imponente construida en el comienzo del periodo Zand. Las murallas son altas, construidas con bellos ladrillos y decoradas con cuatro torres redondas de 14 metros de alto. Una belleza. Debajo de una de ellas hay una antigua y enorme cisterna que supo ser incluso casa de baños. También verás un museo con muñecos de cera vestidos de época y naranjos y limones en un patio interno.

Esta fortaleza abre de 8 am a 7:30 pm y la entrada apenas cuesta 50 céntimos de dólar estadounidense.

Si te gusta maravillarte con la arquitectura y la decoración otro destino recomendable es es el Jardín Bagh-e Naranjestan. Es el más pequeño de Shiraz pero lujoso y opulento por donde lo veas. Se construyó en la segunda mita del siglo XIX y tiene un pabellón con una entrada repleta de espejos y salones internos recubiertos con paneles de madera, vitrales y algunos incluso tienen aires europeos, de estilo alpino. La entrada cuesta 2, 70 US$.

Finalmente, entre las excursiones desde Shiraz está Persépolis, pues dista apenas 70 kilómetros y es Patrimonio de la Humanidad. Hay muchos tours todo el tiempo. Puedes apuntarte también para conocer las tumbas rocosas que están cerca, con sus relieves antiguos: Naqsh-e Rostam y las de Naqsh-e Rajab. Cuatro tumbas enormes sobre un acantilado, tumba de reyes. ¿Ya estás programando?

Te puede interesar

Escribe un comentario