Zagreb, a los pies del Medvednica (III)

Zagreb

Llegamos a uno de los apartados más esperados en cada viaje, el momento en el cual se prueban los platos tradicionales y experimentar con nuevos sabores y formas de preparación de la comida.

La cocina de Zagreb es extensa y variada gracias a su gran herencia y a la tradición de comer casi siempre en casa, lo que refuerza las recetas de antaño con el buen hacer de la comida casera.

Son unos auténticos amantes de la comida donde destacamos el estupendo bistec relleno de queso y jamón (en España conocido como San Jacobo, Cordón Bleu o cachopo), el vinski gulas un guiso hecho de puerro, col dulce y frijones con chuleta molida. El restani krumpir, un plato de salchicha croata frita, patatas cocidas, cebolla y col.

El tradicional restani krumpir

Otro plato típico de la ciudad son las kotlovinas, chuletas guisadas. Un guiso de chuletas y salchichas que se preparan en su propio jugo y que se les agrega vino y especias. Los solomillos son otra delicia local como el conocido solomillo stubica de carne de vaca. Se rellena con ciruelas secas y se baña en aguardiente de ciruela dándole un sabor único.

El pavo tiene también su lugar entre los platos favoritos de todos los croatas. Se puede preparar de muchas maneras diferentes y puede ser acompañado de salchichas, chuletas menudillos, setas, verduras etc. Es un plato que nunca falta en una buena comida croata.

La pastelería es algo que tampoco falta en ningún menú que se precie. Los strudels rellenos de queso, manzana y cerezas o las kremsnitas, tartas de crema, son algunos de los más degustados por todos los croatas y visitantes.

Strudels

Y para finalizar destacamos el strukli, una masa delgada rellena de calabaza, amapolas, manzana o incluso carne entre otros ingredientes. Dependiendo de su relleno se pueden servir como postre, entrante o como merienda y pueden ser dulces y salados.

En cuanto a bebida los croatas adoran la cerveza y es por ello que tienen varias marcas nacionales de cierto prestigio y son unos grandes consumidores de este dorado líquido, así como de sus buenos vinos, quizá no sean reconocidos a nivel internacional, pero tienen una buena calidad y un mejor precio.

No sólo arquitectura e historia se dan cita en Zagreb, sino una cocina rica y extensa capaz de sorprender al gourmet más exquisito.

Te puede interesar

Categorías

Gastronomía

Carlos López

Desde que era pequeño siempre quise viajar y poco a poco pude ir convirtiéndome en un viajero incansable. Mis destinos preferidos: India, Perú y... Ver perfil ›

Escribe un comentario