10 cosas que ver en Lisboa

Si ya os hablamos de la estupenda ciudad portuguesa de Oporto, ahora le toca el turno a la capital, Lisboa. La capital más antigua del oeste de Europa esconde muchísimos rincones por ver, con antiguas callejuelas y espacios modernos para disfrutar. Si te gustan las ciudades con historia, esta es sin duda una de ellas.

Una ciudad con vistas al mar, en donde encontraremos museos llenos de gente, pintorescas calles con mucha historia, cafeterías con preciosas terrazas y sus famosos tranvías para movernos de un lado a otro. Esta ciudad tiene muchísimas cosas que ofrecer y aquí os contamos las más interesantes.

1-Castillo de San Jorge

Dominando toda la ciudad se encuentra este castillo, en pie desde el siglo VI. Ha sobrevivido a guerras e incluso a un terremoto, y sin duda es uno de los mejores lugares para disfrutar de las vistas a toda la ciudad y de la historia de Lisboa. Es una de las cosas imprescindibles que ver en Lisboa, y dentro alberga un museo y también una cámara oscura en la Torre de Ulises para ver todos los rincones de la ciudad en tiempo real.

2-Torre de Belem

La Torre de Belem es una estructura defensiva construida en el siglo XVI a orillas del río Tajo. Su gran belleza es muy conocida, y se ha convertido en uno de los símbolos de la ciudad. También era una torre para dar la bienvenida a aquellos que volvían a casa tras partir a destinos lejanos. Al lado se encuentra el Monumento a los Descubrimientos.

3-Elevador de Santa Justa

Es una de las formas más rápidas de llegar de La Baixa al Barrio Alto. Un ascensor de estilo neogótico que cuenta con 45 metros de altura y cuya estructura se hizo inspirándose en la Torre Eiffel. Admite 20 personas para subir pero solamente 15 para bajar. Al llegar a la parte superior, es recomendado pasear por el bohemio barrio de Chiado.

4-Alfama

Este es un antiguo barrio de pescadores, cuna del fado, esa melancolía del pueblo portugués. Un barrio antiguo de estrechas callejuelas, uno de los más auténticos que se puede visitar, con iglesias y casas con los típicos azulejos que se ven por todo Portugal. Se puede llegar cogiendo el nostálgico tranvía 28.

5-Tomar un tranvía

Esta es una de las formas más típicas de moverse por Lisboa, tomando uno de esos tranvías históricos de color amarillo. Pasan por los lugares más interesantes y pintorescos, e incluso hacen las calles más empinadas. El mencionado tranvía 28 es toda una institución, no hay que perdérselo, y el tranvía 15 lleva a Belem. No todos son antiguos y nostálgicos, algunos de ellos son modernos, pero siempre es una nueva experiencia para aquellos que nunca han tomado uno.

6-Barrio de La Baixa

Por su nombre ya nos habremos dado cuenta de que este barrio está situado en la parte baja de la ciudad. Es el barrio más céntrico e importante de la ciudad, por lo que será visita imprescindible. La Plaza de los Restauradores cuenta con un precioso obelisco, la Plaza del Comercio es una de las más bonitas, y en la Plaza do Rossio encontraremos un animado ambiente. En este barrio solamente debemos ir paseando de un lado a otro disfrutando de todo lo que ofrece.

7-Monasterio de los Jerónimos

Este monasterio es otra de las visitas más interesantes de la ciudad. Fue terminado en el siglo XVI y es un monumento muy interesante. Cuenta con una iglesia con seis interminables columnas que son su atracción principal. El claustro también es muy bonito, perfectamente conservado y cuidado, con bonitos jardines. Otro de los lugares que hay que ver es la tumba de Vasco de Gama.

8-Parque de las Naciones

En este parque encontraremos la arquitectura más contemporánea de toda la ciudad. Si hay una visita imprescindible en esta zona es el Oceanario de Lisboa. Es el segundo acuario más grande de Europa, y en su estructura de dos pisos todo gira en torno a un gran acuario central. Se irán visitando las especies marinas de los diferentes océanos, con una visita guiada.

9-Barrio Alto

Si La Baixa es la zona más popular y comercial de la ciudad, el Barrio Alto es un lugar mucho más alternativo y bohemio, sobre todo si nos remitimos al barrio de Chiado, que dicen que es el Montmartre de Lisboa. Unos barrios con grafittis y en donde es más probable que podamos escuchar los famoso fados. Uno de los lugares más populares para parar es el café A Brasileira.

10-Pasteis de Belem

Si vas a hacer un viaje, algo necesario es probar esos platos y dulces típicos. En Lisboa nadie se va sin haber catado los deliciosos pasteis de Belem, que son dulces de nata cubiertos de azúcar y canela en polvo. Si  hay un lugar típico en el que comprarlos es en la pastelería que se llama igual que los pasteles, Pasteis de Belem, cerca del Monasterio de los Jerónimos.

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*