10 de los lugares más bonitos de Galicia

Lugares más bonitos

Galicia es uno de los destinos que más ha crecido en los últimos años en España, y es que la gente se ha dado cuenta de lo mucho que puede ofrecer esta comunidad del norte. Desde preciosas playas a isla paradisíacas, a aldeas medievales, pueblos de pescadores y paisajes asombrosos. Es por eso que queremos hacer un recorrido por 10 de los lugares más bonitos de Galicia.

Estos lugares son de los más bonitos aunque no queremos decir que sean los únicos, y es que esta tierra está repleta de rincones por descubrir. Pero desde luego son lugares especiales que deberíamos visitar si vamos a ir a Galicia, así tomad papel y lápiz y comenzad a hacer una lista de imprescindibles para cuando vayáis de vacaciones.

Catedral de Santiago de Compostela

Catedral de Santiago

La meta final de todos los Caminos de Santiago es la Catedral de Santiago, y aunque no vayamos como peregrinos, es sin duda uno de los puntos que hay que visitar al ir a Galicia. Una catedral en la que destaca su fachada en estilo barroco con una piedra siempre manchada por la constante humedad del clima de Galicia. Pero no es lo único que hay que ver, sino que también podemos dar un paseo alrededor para ver la Torre de la Berenguela, y entrar dentro para admirar el famoso botafumeiros y la estatua del apóstol.

Faro de Fisterra

Faro de Finisterre

Otro de los lugares más visitados en Galicia es el del Faro de Finisterre o Fisterra, el lugar que los romanos creían que era el fin del mundo. Se dice que tras llegar a la Catedral, los peregrinos deben recorrer el camino de 98 kilómetros hasta Cabo Fisterra para purificar allí su alma y terminar con el ritual. Muchos lo hacen, y por eso recibe cada vez más visitas. Pero dejando estos rituales a un lado, ver una puesta de sol en este lugar es algo muy especial, que deberíamos hacer al menos una vez en la vida, para sentir lo que sintieron esos romanos que pensaban que el mundo se acababa ahí.

Viñedos de las Rías Baixas

Rías baixas

Las Rías Baixas destaca por muchas cosas, por sus paisajes, sus playas y su gastronomía, pero vamos a hablar de sus famosos vinos, sobre todo del Albariño. En la zona de Cambados podemos encontrar muchos viñedos, que parecen interminables, rodeando bodegas que en otra vida fueron pazos. Muchos de ellos se pueden visitar para poder ver cómo se elaboran los vinos y probar estos deliciosos vinos gallegos.

Islas Cíes

Islas Cíes

Estas islas son el paraíso en Galicia. Unas islas a las que se llega en catamarán en temporada de verano, ya que durante el invierno hay ocasiones en las que no hay servicio. Pasar al menos un día en ellas es obligado, descubriendo playas increíbles, así como el faro en Cíes, desde el cual también hay una espectacular puesta de sol. Sin embargo, para verla habrá que pasar la noche en el campamento de  la isla, y en temporada alta hay que reservar con antelación.

Playa de las Catedrales

Playa de las Catedrales

La Playa de las Catedrales, situada en la costa lucense, es otro de esos lugares que ya tienen fama internacional. Una playa con acantilados que han sido modelados por las mareas y el viento de la costa, y que hoy en día cuentan con unas formas espectaculares, de ahí su nombre. Para verlas en todo su esplendor habrá que esperar a la marea baja, pues con ella alta la playa se cubre por completo y apenas podemos apreciar esos acantilados tan increíbles.

Cañones del Sil

Cañones del Sil

Los Cañones del Sil, situados en la Ribeira Sacra, una zona en la que también cuentan con sus vinos con denominación de origen. La visita a estos cañones también es todo un clásico para los turistas. Se puede hacer un viaje en catamarán por los cañones disfrutando de los acantilados y de los espacios naturales para poder ver luego los monasterios de la zona y probar los vinos.

Fragas del Eume

Fragas do Eume

Las Fragas do Eume es un parque natural protegido y uno de los bosques atlánticos mejor conservados de toda Europa. Durante la temporada alta se corta el tráfico en un punto, pero hay un autobús lanzadera para llevarnos al punto de salida, cerca del monasterio. No obstante, los mejores paisajes siempre se pueden apreciar a pie, por lo que vale la pena dejar el coche y disfrutar de la naturaleza.

Pallozas del Cebreiro

Pallozas do Cebreiro

Estas pallozas son viviendas de la época prerromana, y se ha conservado la forma en la que se hacían, desde esos techos de paja a la cubierta en forma elíptica. Sin duda son dignas de ver, ya que nos hablan de cómo vivían hace siglos en las condiciones climatológicas más adversas.

Combarro

Combarro

Combarro es un pequeño pueblo de pescadores en las Rías Baixas que ha ido ganando fama gracias a sus paisajes tan típicos. Los hórreos a pie de costa, las barcas y las estrechas calles de piedra son lugares en los que no podremos evitar sacar fotos.

Acantilados del Loiba

Banco del Loiba

Si os suena el banco con las mejores vistas del mundo, sabréis que se encuentra en los acantilados del Loiba, en la ría de Ortigueira. Sin duda puede ser uno de los mejores lugares para terminar el recorrido por Galicia. Sentarse en el banco con las mejores vistas y contemplar el mar con toda tranquilidad puede ser el mejor final de viaje.

¿Te ayudamos con tu viaje?
Si tienes pensado hacer un viaje y necesitas alquilar un coche, reservar un vuelo o una habitación de hotel al mejor precio, aquí podrás hacerlo:
Reservar hotelAlquilar cocheReservar vuelo

2 comentarios

  1.   Pol dijo

    La catarata de Ézaro mucho mejor q los viñedos

  2.   Gerar dijo

    Será Fisterra, no Finisterra.

Escribe un comentario