16 Visitas imprescindibles en Cerdeña II

En el anterior post hablamos de muchas de las principales ciudades y zonas por las que pasarse en Cerdeña. Sin duda es indiscutible que si vamos a la isla visitaremos Cagliari o Alghero, pero lo cierto es que hay mucho más allá de las zonas más turísticas, por lo que esta vez os contaremos algunos lugares conocidos y otros que no lo son tanto.

Cerdeña es una isla muy turística y es difícil hallar lugares que en temporada alta sean tranquilos, pero siempre hay algún pueblo en el que resguardarse para gozar de una mayor tranquilidad. En esta última selección también hay algunos lugares importantes por sus yacimientos o por ser lugares de ocio.

Orgosolo

Orgosolo sería un sencillo y tranquilo pueblo de Cerdeña si no fuese por sus murales reivindicativos, que lo llenan todo de una creatividad enorme. Estos murales se mezclan con la vida sencilla de los habitantes del pueblo y le dan un encanto singular a este lugar. Hoy en día es una de las visitas imprescindibles de la isla, para sorprendernos con la gran cantidad de murales y obras que hay en sus calles. La tradición de los murales comenzó con un grupo de anarquistas milaneses en el año 69. Este fue el comienzo, pero en la actualidad se pueden encontrar más de 150 murales repartidos por el pueblo. Este pueblo se halla en la zona interior de Cerdeña y antiguamente fue un lugar de bandidos. Hoy en día recibe visitas de aquellos que desean conocer sus murales, pero no es un lugar muy turístico.

Bosa

De un pueblo repleto de murales pasamos a un pueblo repleto de colores. Bosa se caracteriza por unas casas coloridas y apretujadas, dando lugar a un auténtico cuadro de tonos que se mezclan entre sí. Dentro de esta ciudad es posible visitar algunas cosas interesantes, como la Casa Deriu, que se trata de un museo con varias plantas, o la concatedral de la Inmaculada. Sobre el pueblo se eleva el Castillo de Malaspina, desde el cual podremos tener una estupenda visión de los alrededores.

Porto Cervo

Porto Cervo es uno de los principales  lugares de la famosa Costa Esmeralda. Se trata de un lugar muy animado, orientado a un turismo de lujo. En este lugar se puede disfrutar de un enorme puerto deportivo repleto de yates en verano, con todo tipo de restaurantes y bares. Además, es el lugar ideal para ir de tiendas, con marcas exclusivas en el centro de la ciudad. Otro de los principales atractivos de Porto Cervo es la vida nocturna, ya que dispone de discotecas y locales para disfrutar de una buena fiesta.

Barumini

La aldea nurágica de Barumini es una visita imprescindible si deseamos conocer un poco más sobre la historia en la isla. Esta excavación de los años 50 sacó a la luz los restos arqueológicos de la primera población asentada en la isla de Cerdeña, y su estupenda conservación hace que sea el más importante de la isla. Es posible ver las construcciones circulares que conformaban las viviendas de estas gentes que poblaron la isla hacen muchos siglos. Estos restos muestran que esta zona ha sido habitada desde la Edad del Bronce.

Garganta de Gorropu

Esta famosa zona es uno de los cañones más profundos de Europa, originado por la erosión del río Flumineddu. Entrar en la garganta es una actividad de pago, y el paseo dura más o menos una hora, dependiendo del tiempo que nos tomemos para disfrutar de este lugar natural. Hay algunas cascadas y agua en algunas zonas, con un cauce variable, por lo que la mejor época para visitarla es el verano o la primavera. Para aquellos que no estén en tan buena forma, no hay ningún problema ya que hay tres sendas diferentes con varios niveles de dificultad a elegir.

Golfo de Orosei

Si después de tantos pueblos y excursiones lo único que queremos es descansar, tenemos lugares como el Golfo de Orosei, con impresionantes playas. En esta zona hay muchas calas pequeñas y playas, destacando algunas como Cala Goloritzé o la playa de Sirboni. Es posible realizar rutas por carretera, pero también es una zona a la que se puede acceder por barco.

Sassari

Sassari es otra importante ciudad de Cerdeña. Cuenta además con estupendas playas cercanas, por lo que es un lugar cada vez más turístico. En ella podemos ver el Castillo de Sassari, quedando solo seis torres defensivas de la construcción original. La Catedral de San Nicolás, del siglo XII y de estilo románico, es otra de las joyas de esta ciudad. No hay que perderse la calle de la Marmora, lugar en donde habitaba la alta burguesía siglos atrás, y que hoy en día todavía conserva bellos edificios.

San Pantaleo

Terminamos con la pequeña población de San Pantaleo. Si nos cansamos de lugares repletos de turistas, tenemos esta población tradicional, situada a pocos kilómetros de la costa. En ella podremos disfrutar de una gran tranquilidad, del estilo de vida típico en la isla y de tiendas de artesanos que trabajan todo tipo de materiales.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

General, Italia

Susana Garcia

Licenciada en Publicidad, me gusta escribir y descubrir nuevas historias y lugares desde que tengo uso de razón. También me podéis encontrar en... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*