3 rutas para conocer la Garganta de los Infiernos en Cáceres

garganta2

Pudiéramos pensar que un lugar bautizado como la Garganta de los Infiernos es un rincón árido que sufre de temperaturas extremas durante todo el año y donde la vida es difícil. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. Ubicada en el Valle del Jerte, provincia de Cáceres, la Garganta de los Infiernos es un vergel donde se puede disfrutar de la naturaleza en todo su esplendor.

Este lugar está protegido bajo la figura de la Reserva Natural, la cual cuida espacios que por su singularidad o importancia merecen un amparo y valoración especial.

Origen de la Garganta de los Infiernos

La zona se formó en un gran batolito granítico con 200 millones de años de antigüedad. Las variaciones de altitud que encontramos aquí (Castifrío 2.308 metros, Cuerda de los Infiernillos 2.244 metros y Cerco del Estecillo 2.290 metros) dan como resultado tres ecosistemas muy característicos: el bosque caducifolio o de ladera, el bosque de ribera y, por último, el ecosistema alpino o de alta montaña.

A su vez este enclave montañoso da lugar a la aparición de diferentes torrentes y gargantas que desembocan en el río Jerte: por un lado la vertiente de la Garganta de San Martín y por otro la de la Garganta de los Infiernos, que recibe el agua de la Garganta de la Serrá, Asperones y Garganta Chica o del Collado de las Yeguas.

Precisamente, la Garganta de los Infiernos fue declarada Reserva Natural en 1994 al ser un área de especial importancia para la vida silvestre y con rasgos geológicos de gran interés. De esta manera, para conocer el entorno se pueden realizar todo tipo de actividades al aire libre como senderismo, fotografía de aves o agroturismo.

Rutas por la Garganta de los Infiernos

pilones

Con el fin de conocer esta reserva natural, se han creado varias rutas. Se recomienda realizarlas siempre en compañía de monitores o guías para evitar perderse en el campo o causar accidentalmente algún daño al medio ambiente por simple desconocimiento. La duración puede depender de muchos factores, entre ellos la dificultad y el tiempo, pues existen rutas que van desde 5 horas hasta más de 8 horas.

Ruta de baja dificultad (duración: entre 4 y 5 horas)

RECORRIDO: Centro de Interpretación de Jerte – Los Pilones – Puente Nuevo – Centro de Interpretación

Esta ruta nos lleva a conocer el corazón de la Reserva Natural Garganta de los Infiernos, partiendo desde el Centro de Interpretación de Jerte, bordeando el tramo bajo de la garganta hasta llegar al tramo conocido como “Los Pilones”, donde podremos disfrutar de las sorprendentes formas que la erosión ha formado en la roca granítica. A partir de “Los Pilones” se bordea la ladera de la montaña hasta llegar al Puente Nuevo, desde donde se pueden tomar bonitas fotografías. Desde este punto, se puede ascender hasta el Collado de las Losas y volver al punto de partida por una pista forestal.

lagartija

Ruta de dificultad media (duración: 7 horas)

RECORRIDO: Centro de Interpretación – Los Pilones – Puente del Carrascal – Puente Nuevo – Bosque del Reboldo – Centro de Interpretación

Se trata de un recorrido muy completo de la Garganta de Los Infiernos, que nos lleva a conocer el Centro de Interpretación, la Garganta de los Infiernos, Los Pilones, el Refugio de pescadores, la Garganta del Colado de las Yeguas para ver los saltos de agua, las viviendas tradicionales de los antiguos cabreros que vivían en las sierras del Valle del Jerte y árboles centenarios entre muchas otras cosas. Cruzando el Puente del Carrascal, los senderistas pueden dirigirse al Puente Nuevo y luego ascender hasta el Collado de las Losas. Un lugar de obligada visita es el Bosque del Reboldo, uno de los bosques de castaños más extensos de Europa. Por último se regresará al punto de partida.

Ruta de dificultad alta (duración: todo el día)

Travesía Alta Extremadura: Puerto de Tornavacas – Guijo de Santa Bárbara

Este recorrido lleva al visitante a conocer las cimas más altas de la Garganta de los Infiernos. Desde aquí se tienen las vistas más impresionantes del Valle del Jerte. Debido a la dificultad de la ruta, no se recomienda a aquellas personas que tengan poca preparación física, debido a su larga duración por terrenos abruptos.

Consejos para practicar senderismo

senderismo

Preparar la ruta

Aunque pueda parecer obvio, a la hora de practicar senderismo es fundamental informarse de las características de la ruta: saber dónde empieza y dónde termina, de cuántos kilómetros costa, cuánto tiempo estimado se tarda en completar la ruta, cuál es el nivel de dificultad de la misma y si está en buen estado en todo su recorrido. No es recomendable emprender una ruta sin tener claro estos factores.

Información meteorológica

También es muy importante conocer si el tiempo será favorable el día que tenemos pensado salir de excursión. Hay condiciones meteorológicas que impiden el senderismo y otras que, aunque lo dificultan, no son un obstáculo si se toman las medidas oportunas.

Equipo para practicar senderismo

Para hacer senderismo, lo ideal es vestir ropa cómoda que permita realizar todo tipo de movimientos así como calzado apto para montaña que sea impermeable y sujete bien el piel. Además, hay que ir preparados con alguna prenda de abrigo por si en mitad de la ruta nos sorprende un cambio de temperatura.

Por otro lado, un bastón de trekking es un complemento imprescindible cuando hacemos senderismo aunque muchos crean lo contrario. El bastón ayuda a mantener el equilibrio, reduce la fatiga y el riesgo de torceduras. Por si fuera poco, ayuda a disipar la maleza en las zonas menos cuidadas de la ruta.

Alimentación durante la ruta

Para cualquier paseo, independientemente de su duración o dificultad, deberemos llevar al menos litro y medio de agua o de bebidas isotónicas. Se recomienda beber pequeños tragos pero continuados. Nunca se debe esperar a tener sed pues la deshidratación produce desorientación, además de tirones, desfallecimientos, desmayos y en casos extremos hasta la muerte.

En cuanto a la alimentación, se recomienda siempre comer algo ligero durante la excursión como frutos secos, barritas energéticas, fruta, galletas o algún bocadillo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *