5 bebidas mexicanas para saciar la sed que adorarás

tequila

Vía| Flipada

Uno de los aspectos más importantes de la culturas mexicana es su gastronomía y dentro de ese amplio mundo de texturas, colores y sabores sus deliciosas bebidas. Las hay alcohólicas, dulces, refrescantes, picantes y sin pizca de alcohol. En definitiva, la variedad es tan grande como el país en sí mismo.

Si adoras la cocina mexicana y sus fabulosas bebidas, no puedes perderte el siguiente post ya que hablaremos de las bebidas más representativas del país azteca. ¿Sedientos? ¡Seguid leyendo!

El tequila

Originario de los campos azules de Jalisco, el tequila es la bebida más famosa a nivel internacional de México y se ha convertido en uno de los grandes embajadores de la cultura mexicana.

Se comenzó a producir a mediados del siglo XVII en una hacienda llamada Cuisillo y su proceso de elaboración es tan curioso como su sabor. El tequila se obtiene de la fermentación con levadura y destilación de los jugos de ágave azul, que posteriormente son depositados en barricas de madera.

En la actualidad existen alrededor de 160 marcas y 12 haciendas que lo producen, dando vida a uno de los productos mexicanos más demandados en el extranjero. El cual posee la prestigiosa etiqueta de denominación de origen. Además, el paisaje agavero de Jalisco fue declarado Patrimonio de la Humanidad y gracias a ello se impulsó la Ruta del Tequila por diferentes localidades que lo producen, las cuales cuentan con museos sobre la historia de esta bebida, su evolución y elaboración.

Esta legendaria bebida contiene el sabor único del pasado prehispánico de México y las tradiciones de un pueblo mestizo. Sin duda, un auténtico regalo de los dioses.

La michelada

michelada

Elevado a la categoría de cóctel por muchos, básicamente la michelada es una forma muy mexicana de disfrutar de una cerveza helada con una pizca de sal, tabasco, limón y otros ingredientes que juntos saben deliciosos.

En América Latina la michelada es una bebida muy popular y suele prepararse con la cerveza local. No obstante, en México es muy frecuente emplear para su elaboración la célebre cerveza Corona, de sabor suave y ligero que es la más consumida en el país. Se trata de una bebida tan famosa que se puede encontrar en cualquier bar o restaurante y tomar a cualquier hora del día. Además, como curiosidad, se cree que es un remedio ideal para curar la resaca.

Las aguas frescas

Vía| Culinary Backstreets

Vía| Culinary Backstreets

El clima caluroso de algunas zonas del país ha convertido a las aguas frescas en las bebidas no alcohólicas más populares. Están elaboradas a partir de semillas de frutas y azúcar para endulzar. Las más famosas son las preparadas a partir de la chía, la jamaica, el tamarindo y la horchata.

Mientras que la chía es una semilla autóctona, los demás frutos proceden de otros lugares del mundo como África, India y España. Sin embargo, la manera de preparar y servir estas aguas frescas (en enormes vasos de vidrio) es algo típico y tradicional de México.

El mezcal

mezcal

Cuenta la leyenda que un rayo cayó sobre una planta de ágave, abriendo y cociendo su interior. Al encontrarla los nativos, enseguida percibieron que se trataba de un regalo divino y bebieron el líquido resultante con cautela. Así, a lo largo de la historia al mezcal se le ha atribuido poderes curativos y espirituales. Sin embargo no fue hasta la llegada de los españoles cuando en México se comenzaron a fabricar y beber alcoholes destilados, entre los que destacan el aguardiente, el tequila y por supuesto el mezcal.

Esta bebida en concreto es la más producida en el país debido a que cualquier lugar es ideal para el cultivo de los agaves y la elaboración de este tipo de alcohol, dando lugar a sus diferentes clases las cuales dependen del clima, de las técnicas de destilación y del recipiente utilizado para fermentar. El más conocido es el de Oaxaca, de donde se dice que surgió la tradición mezcalera, misma que se sirve en su original presentación: un recipiente de barro negro sustentado por una canasta.

El pulque

Vía| Youtube

Vía| Youtube

El pulque es otra de esas bebidas mexicanas a la que se le atribuía propiedades espirituales. Es por ello que este líquido de color blanco y gusto áspero era considerado como un manjar de carácter religioso que sólo podía consumirse en ocasiones especiales y por personas mayores de cincuenta años.

Esta bebida alcohólica es la más tradicional del centro de México y se elabora a partir de la fermentación del corazón de maguey o aguamiel mediante el proceso conocido como “raspado”, el cual es realizado por un “tlachiquero”. El proceso en sí es largo y requiere de mucha paciencia.

El pulque fue tan importante durante la Conquista de América que los impuestos recaudados por su producción y venta fueron uno de los pilares de la economía de la colonia. Actualmente, esta bebida se sigue produciendo en el estado de Hidalgo especialmente, donde aún se realizan los ritos de los antiguos nativos cuando una planta produce aguamiel por vez primera.

Desde tiempos antiguos, esta bebida se vende y se bebe en pulquerías. En las principales ciudades turísticas se pueden encontrar para degustar un vaso acompañado de las famosas botanas.

¡Recibe el primero nuestros chollos en viajes!
Si quieres viajar más barato y ahorrar dinero, suscríbete a nuestra sección de ofertas y chollos en viajes.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *