5 cosas para hacer en Río de Janeiro

Una de las ciudades suramericanas más populares y turísticas es Río de Janeiro. La ciudad costera del eterno calor y las hermosas playas ha entrado en el imaginario global como un destino ideal para vacacionar, divertirse y olvidarse del mundo y sus problemas. Una especie de Las Vegas pero en el hemisferio sur.

Conviene saber qué vamos a hacer en Río antes de desembarcar así que si tienes pensado ir apunta estos consejos sobre turismo: 5 cosas para hacer en Río de Janeiro y que la visita sea inolvidable.

Pan de Azúcar

Se trata de un cerro que se distingue en el perfil del barrio de Urca, en la entrada misma de la Bahía de Guanabara. Es un monte de granito, casi pelado, que forma parte de una península que se desliza en el mar. Río tiene muchos de estos “morros” pero la forma de éste en particular le ha dado brillo propio.

Los turistas pueden trepar a su cima a unos 396 metros de altura utilizando el teleférico, llamado bondinho. En el caso de el teleférico del Pan de Azúcar es viejo, con más de cien años, así que se cuenta entre los más antiguos del mundo. Hoy en día las cabinas pueden llevar hasta 65 pasajeros cada una y el viaje solo dura tres minutos. Tres minutos de vuelo con vistas estupendas de 360 º.

Lo bueno es que en realidad el Pan de Azúcar está conectado mediante teleférico con otro morro cercano así que primero alcanzas el Morro de Urca y después el Pan de Azúcar. Verás el centro histórico de Río, la playa de Flamengo, la Catedral, el cielo casi siempre poblado de nubes y una vez en la última parada pues el Cristo Redentor, la bahía y la playa de Copacabana con sus arenas claras.

Si no quieres subir rápido siempre puedes hacerlo caminando. Es solo media hora y no se necesita guía alguna. Los escaladores llegan finamente al Pan de Azúcar desde el Cerro de Urca y si eso haces tienes la bajada en teleférico gratis. Hablando del medio de transporte las entradas las compras allí mismo o en Internet que cuenta con un descuento del 10 %. Funciona de 8 am a 9 pm aunque la taquilla cierra 7:50 pm y el precio es de R$80.

Hasta la estación de salida del teleférico puedes llegar en taxi, en autobús o en metro, bajando en la estación Botafogo, de las Líneas 1 y 2. Los brasileros han transformado este sitio es un destino turístico así que hay restaurantes, puestos de comida, tiendas de souvenires, baños y una sala de exposiciones.

Morro da Dona Marta

Y ya que estás en Botafogo puedes conocer este otro morro de 352 metros de altura con sus vistas geniales. Es el sitio en el que en 1996 Michael Jackson grabó su vídeo “They don’t care about us”. Y sí, es una favela, un barrio pobre, pero muchos turistas de todo el mundo lo visitan desde que la policía está presente.

La comunidad ha construido una escultura de Michael Jackson así que la foto no puede faltar. Se puede llegar en taxi o en autobús. Por supuesto que debes tener algo de aventurero porque no deja de ser una favela así que muchos turistas contratan un taxi para que los lleve y les de una vuelta y tal vez, si no tienes conocimientos locales, sea la mejor opción.

Playas de Copacabana e Ipanema

¿Las playas más famosas del mundo? Tal vez. Copacabana tiene cuatro kilómetros de largo y es el encuentro más perfecto del mar y la tierra. Frente a ella se alzan edificios y hoteles caros que tienen unas vistas estupendas. La playa en sí se divide en sectores que cada grupo sabe tomar para sí: los futbolistas están cerca de la Rua Santa Clara, los gay entre el Copacabana Palace y la Rua Fernando Mendes, por ejemplo.

La playa está iluminada por la noche y tiene barcitos y policía, pero de todas maneras no conviene andar desprevenido. ¿Y qué hay con Ipanema? Básicamente lo mismo, también está demarcada en grupos que representan las subculturas de la ciudad (artistas, hippies, jóvenes, gays, habitantes de la favela). Si te gusta el surf precisamente en el punto entre la Copacabana y la Ipanema en donde se concentran los surfers.

Ambas playas se llenan de gente los fines de semana. Ten cuidado si decides nadar en Ipanema pues las aguas son peligrosas, por las olas y las corrientes.

Cristo Redentor

Se trata de una escultura Art Deco y hoy es además una de las Siete Maravillas del Mundo Moderno. Tiene 30 metros de alto y pesa 1200 toneladas. Está dentro del Parque Nacional de Tijuca, en la cima del cerro del Corcovado.

No te conviene ir los fines de semana ni los días nublados o de lluvia. La primera vez en Río yo no pude ni verle la cabeza al Cristo de las nubes que había.  El tour completo incluye tomar el tren del Corcovado, más antiguo que el Cristo pues se inauguró en 1884. Es muy pintoresco, con sus vagones rojos, y el recorrido lo hace en 20 minutos cruzando en parte un verde parque.

 

Los tickets los puedes comprar online o en persona pero si vas en temporada alta cuanto antes, mejor. La visita al Cristo es al mismo tiempo la visita a la Foresta da Tijuca o Parque Nacional de Tijuca, una selva de más de cuatro mil hectáreas. La historia dice que en el siglo XVII casi queda destruida por la tala indiscriminada para plantar café así que, como también eso traía problemas en el abastecimiento de agua, se ordenó plantar miles de arboles por mas de una década.

Maracaná

No hay dudas de que los brasileros son grandes futbolistas. Han ganado cinco veces la Copa del Mundo y tienen el fútbol en la sangre. El corazón del fútbol en Río es el Estadio Maracaná, por mucho tiempo el estadio mas grande del mundo.

El estadio se inauguró en 1950 y por mucho tiempo tuvo una capacidad para 200 mil espectadores pero tras un accidente, se vino abajo una grada, se reformó y hoy tiene capacidad para alrededor de 79 mil espectadores nada mas. Es un verdadero complejo deportivo con pistas de atletismo, piscinas y otro estadio mas pequeño y cubierto.

Puedes apuntarte al tour, a la visita guiada que te lleva por los espacios mas importantes del estadio: la sala de prensa, los palcos oficiales y los palcos privados, los vestuarios, el túnel de acceso al campo de juego y obvio, el campo mismo. Las visitas guiadas son todos los días de 9 am a 5 pm iniciándose cada hora.

No vayas los lunes que tienen prioridad las escuelas. El tour básico cuesta R$30, el Premium R$50 y el Vip R$60. Sin guía la visita es más barata, R$20. Al estadio puedes llegar en metro, usando la Línea 2.

Naturalmente que estos cinco sitios no es lo único que ofrece Río pero la visita a la ciudad en modo alguno está completa sin ellos. El resto dependerá de tus gustos y preferencias.

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *