5 pizzerías requetebuenas para comer pizza napolitana en Madrid

Resulta curioso que un alimento que naciera para calmar el hambre de la población más desfavorecida de Nápoles haya traspasado fronteras y se haya convertido en uno de los platos con más fama y seguidores del mundo: la pizza.
Uno de los primeros testimonios acerca de la pizza napolitana lo encontramos en Alejandro Dumas, el autor de ‘Los tres mosqueteros’, en 1830 quien habló acerca de sus variantes durante su estancia en Nápoles.

Durante décadas, la pizza napolitana permaneció en en la región hasta que el milagro económico de la década de 1960 inspiró a jóvenes napolitanos para convertir a la pizza en parte de la cultura nacional italiana y en una joya que debía ser expuesta en todo el mundo.

Se desconoce cuando nació la receta pero la tradición de aliñar el pan con diferentes ingredientes estaba presente en las culturas romana y etrusca. Quizá la llegada a Europa del tomate tras el descubrimiento de América, en los siglos XVI y XVII, transformó la forma de cocinar este alimento.

La pizza napolitana acaba de ser nombrada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco. En España se popularizó el estilo romano, con la masa fina y crujiente, que es la que se puede hallar en la mayoría de las pizzerías mientras que la napolitana es más complicada de encontrar. Por ello a continuación visitaremos algunos estableciemientos en Madrid donde se pueden degustar algunas pizzas napolitanas de buena calidad.

Picsa

Los dueños de esta pizzería de la calle Ponzano 76 trajeron el modelo de las pizzas napolitanas, al estilo argentino, a Madrid. Decorado con una estética industrial e informalidad, el local cuenta con un gran horno de leña de fabricación española donde se cuecen catorce variedades de pizza de masa gruesa y esponjosa que, dado su tamaño, pueden alimentar a al menos dos personas.

En Picsa se pueden pedir pizzas por mitades, enteras o porciones individuales. Son de masa ligera, nada pesadas, con una capa base de tres quesos sobre la que se colocan los restantes ingredientes.

Anema e Core

Alma y Corazón o Anema y Core, es una pizzería- restaurante napolitana ubicado a un paso de Ópera (calle Donados 2) que se ha convertido en uno de los mejores lugares en los que saborear pizzas en el centro de la capital.

La clave del éxito de las pizzas de Anema e Core es un horno de piedra de Sorrento traído expresamente desde Nápoles y en el tiempo de reposo que deben tener las pizzas horneadas. Aunque en la carta hay muchas variedades, más de una docena, probablemente las más sabrosas son las más sencillas. De este modo, una de las más recomendables en esta pizzería es la Margarita, elaborada con rúcola, tomate natural y auténtica mozzarella de búfala con denominación de origen. Simplemente deliciosa.

Reginella

En la calle ModestoLafuente 76 encontramos Reginella, un establecimiento italiano donde se elaboran pizzas napolitanas al estilo tradicional, con un horno de leña. La masa se elabora con harina de trigo en la propia pizzeria a diario para conseguir pizzas napolitanas sabrosas y en su punto.

Reginella cuenta con un menú variado y amplio menú en donde cuentan con especialidades permanentes y otras que se cocinan cada mes fuera de carta. Para ello traen ingredientes directamente de Italia como la longaniza napolitana, la mozarella, la albahaca o el tomate dulce de Campania. Un motivo más para hacer una rápida visita cada mes a este lugar.

Grosso Napoletano

Madrid puede disfrutar por partida doble de las pizzas napolitanas con el sello Grosso Napoletano gracias a las pizzerías que sus dueños tienen en la calle Santa Engracia 48 y la calle Hermosilla 85. Y eso que abrieron sólo hace un año.

Los hornos de Grosso Napoletano fueron traídos directamente desde Nápoles para ofrecer una pizza de bordes gruesos y esponjosos con una masa elástica de harina sometida a doble fermentación y de tipo oo. Sus pizzas se cuecen a 500ºC durante un minuto y medio y dentro de su carta no pueden faltar la Margarita o la Grosso, la especialidad de la casa.

Como curiosidad, cuentan con servicio de envío a domicilio y también se pueden encargar para recoger en el local y llevar a casa.

Totto e Pepino

Dos hermanos napolitanos abrieron Tottò e Pepino con el objetivo de ofrecer la genuina cocina napolitana en Madrid. Su local lo bautizaron con el nombre de una famosa pareja de humoristas italianos y no pudo ser más acertado porque es una fiesta en la que se celebra la cocina italiana y en concreto la pizza.

De hecho, en estos momentos tienen una de las mayores ofertas de pizzas napolitanas en Madrid con 30 diferentes. Desde la tradicional Margarita hasta las calzone (rellenas) o las pizzas fritas, un manjar muy popular en Nápoles. Los apasionados de la pizza napolitana pueden encontrar este restaurante en la calle Fernando VI 29.



Dicen que hay tantos tipos de viajeros como personas en el mundo. A lo largo de mis viajes me percaté de la variedad de intereses con los que nos podemos topar, por ello en Actualidad Viajes te daré los datos que necesitas para disfrutar al máximo de tus vacaciones en cualquier rincón del mundo.

Un comentario

  1.   Emilio dijo

    ¡Qué rico por favor!
    A mi es que me encantan las pizzas.
    Otro lugar que tiene una pizzas buenísimas es este restaurante italiano https://lamafia.es/ aunque la napolitana no la tienen, pero bueno, si os gustan las pizzas disfrutaréis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*