5 pueblos con encanto en las Rías Baixas de Galicia

Las Rías Baixas gallegas son un lugar muy turístico, una zona con mucho encanto que cada vez recibe más visitantes. Es por eso que no solo debemos centrarnos en sus ciudades, sino también en esos pequeños pueblos que tienen una gran personalidad y que son una pequeña joya por descubrir.

Hoy veremos cinco pueblos con encanto en las Rías Baixas gallegas, pueblos que no hay que dejar de visitar. Podemos verlos fácilmente, en una ruta en coche que nos lleve de un lugar a otro, para descansar en las zonas más bonitas y disfrutar de las playas y la costa. La mejor época sin duda es el verano, cuando el tiempo acompaña.

O Grove

Comenzamos con uno de los pueblos marineros con más encanto, aunque desde luego todos tienen algo especial. O Grove es un pueblo tranquilo que en verano se llena de turistas que quieren conocer sus playas y sobre todo su gastronomía. Si algo podemos hacer en esta villa es probar el rico marisco en sus restaurantes, pero también pasear por sus calles y disfrutar del bonito puerto, en donde se lleva a cabo la actividad pesquera. Hay playas pequeñas junto al pueblo, pero sin duda la más famosa es una que comparte con Sanxenxo. Nos referimos a la playa de La Lanzada, lugar para hacer surf, bañarse y disfrutar de las vistas a la isla de Ons.

En verano es posible coger algunos de los catamaranes turísticos que hay en el pueblo para ver los alrededores  o para ir a Ons a pasar el día. También podemos coincidir con la famosa Fiesta del Marisco, en la que se realizan todo tipo de tapas y mariscos que el público puede probar con estupendos precios.

Vilanova de Arousa

Puede que Vilagarcía de Arousa sea más grande y tenga más población, pero el encanto del pequeño pueblo de Vilanova de Arousa es único. Un pueblo ubicado cerca de la Illa de Arousa, en plena ría y con una gran actividad pesquera. Dependiendo del día podremos ver cómo las mariscadoras trabajan en la zona, y disfrutar de los paisajes de costa en esta pequeña y tranquila villa, más alejada del turismo masivo. Cerca se puede encontrar la Casa Museo de Valle Inclán, así como el Pazo de Baión. Desde el mirador de Monte Lobeira se pueden tener unas estupendas vistas de la zona.

Cambados

La cuna del famoso vino albariño es mucho más que viñedos. Aunque este pueblo es conocido por sus vinos con denominación de origen y por la fiesta que tienen que ver con ellos, lo cierto es que se trata de otro pueblo que ofrece lugares especiales para ver y un estilo de vida tranquilo. En Cambados lo primero en lo que vamos a pensar es en probar sus vinos, algo que podemos hacer fácilmente. Lo difícil será elegir solo uno, o escoger la bodega que deseamos visitar. En muchas de ellas se realizan catas y se habla sobre la producción del vino.

Pero Cambados es mucho más. También es una villa en la que encontrar diferentes lugares históricos. La Torre de San Sadurniño está en una pequeña isla, y no es más que los restos de una antigua fortaleza medieval. El enclave es de gran belleza, por lo que aprovecharemos para hacer preciosas fotos. Las ruinas de Santa Mariña de Dozo, en donde se encuentra el cementerio de la villa, es otro de los lugares de obligada visita. Estos son los restos de una iglesia gótica del siglo XV, que le confieren a este espacio un encanto singular.

Combarro

Combarro es una de las joyas de las Rías Baixas, que cada vez sorprende a más gente. Es un pueblo muy especial, que se puede decir que es único, por lo que sin duda debe estar en la lista de lugares por visitar en esta zona. Este pueblo es marinero y se nota, con las pequeñas embarcaciones de colores amarradas en la zona. Pero es que también resulta acogedor, como si se hubiese detenido en el tiempo, con pequeñas y estrechas calles con olor a mar, y con restaurantes que sorprenden con deliciosos platos de la cocina tradicional gallega. Los hórreos junto al agua son sin duda parte de la imagen de este pueblo, que enamora a todo el que pasa por él.

Illa de Arousa

Nos vamos con un pueblo que hasta los años ochenta solo era accesible por mar, la Illa de Arousa. Con la construcción del puente que une a la isla con la Península, aumentó mucho su turismo y la actividad en la zona. De todas formas, seguimos ante un lugar en el que se ve que la principal actividad tiene que ver con el mar. Típica es la estampa de los barcos y pequeñas embarcaciones en la zona del puerto. En esta isla se puede visitar el parque natural  de Carreirón, un lugar en el que hallaremos pequeñas calas y lugares naturales de gran belleza, todo con el telón de fondo de las rías.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
¿Quieres reservar una guía?

Categorías

España, General

Licenciada en Publicidad, me gusta escribir y descubrir nuevas historias y lugares desde que tengo uso de razón. También me podéis encontrar en otros blogs como Bezzia, Decoora o MundoPerros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*