6 destinos baratos en Europa

Si hablamos de visitar lugares europeos, siempre se nos vienen a la mente las ciudades más famosas, como Roma, Londres o París. Pero Europa es mucho más, hay ciudades y rincones que son encantadores y que tienen mucho que ofrecer, sobre todo si estamos buscando un destino low cost para nuestras próximas vacaciones.

Si tu presupuesto es reducido pero te niegas a quedarte en casa, ficha estos 6 destinos baratos para ver en Europa. Interesantes ciudades en las que puedes descubrir auténticas joyas que no esperabas. Porque hay vida más allá de las ciudades más populares, y los buenos viajeros se atreven con todo.

Lyon, Francia

Esta ciudad de Francia es la tercera más importante, después de París y de Marsella. Es la capital del Rhone y está flanqueada por el río Ródano y el Saona. Una gran parte de su territorio ha sido proclamado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO por lo que nos encontramos con una urbe muy dinámica. El distrito de Fourvière es una de sus zonas más interesantes, donde se encuentran muchas de las iglesias y también es en donde se asentaron los romanos, por lo que encontramos ruinas romanas y el anfiteatro. A esta zona alta de la ciudad se llega en funicular. También se puede ver el casco antiguo con edificios renacentistas como la catedral de San Pablo. Por otro lado, en Presqu’île, una pequeña isla entre los ríos encontramos la plaza de Bellecour y una gran noria que os servirá de referente desde otros puntos de la ciudad.

Tallin en Estonia

La ciudad de Tallin en Estonia destaca sobre todo por su Ciudad Vieja, ya que el casco antiguo conserva todo el encanto de la edad media. En la actualidad, todavía conserva parte de la muralla exterior, 20 torres defensivas y dos puertas de entrada a la zona vieja. Algunas de estas torres están abiertas al público e incluso cuentan con algún museo o exposición, como la Gorda Margarita, con el Museo Marítimo. Desde la Plaza del Ayuntamiento, que siempre cuenta con buen ambiente, se puede ir recorriendo el casco antiguo, pasando por la calle Viru, que es la más comercial. Aunque es una ciudad antigua actualmente está muy modernizada, tanto que incluso ofrecen Wifi en casi todas las zonas de la urbe.

Liubliana en Eslovenia

La capital de Eslovenia es una ciudad pequeña, pero que tiene mucho encanto. Su bonito castillo es uno de sus grandes atractivos, ya que se alza sobre un macizo en pleno centro de la ciudad y ha estado ahí desde 1144, aunque fue renovado en el siglo XV. Actualmente se utilizar para eventos y bodas, y se puede visitar libremente y disfrutar de un refrigerio en sus bares. Otro lugar que se puede ver es la Plaza Preseren desde la que parten muchos tours para ver las zonas más significativas de la ciudad. El Puente de los Dragones, de Art Nouveau, flanqueado por cuatro dragones es otro de los símbolos de la acogedora urbe.

Cracovia en Polonia

La capital de Polonia es la tercera ciudad más grande del país, y fue proclamada Patrimonio de la Humanidad en 1978. Hay muchas cosas que ver en esta ciudad, sobre todo teniendo en cuenta que fue marcada por la ocupación nazi durante la Segunda Guerra Mundial y por la creación del gueto judío de Porgorze. Una de las cosas que no hay que perderse es el complejo del Castillo de Wawel junto a la orilla del Vístula. Hay mucho que ver, desde el Palacio Real a la Cueva del Dragón, en donde dicen que se escondía el Dragón de Wawel de las leyendas populares. Otra visita imprescindible es la de la fábrica de Oskar Schindler. Si os suena la película ‘La lista de Schindler’ fue basada en hechos reales, en la ayuda que este empresario prestó a más de mil judíos para salvar sus vidas. Hay una exposición permanente sobre la ocupación nazi.

Bucarest en Rumanía

Bucarest es la capital de Rumanía y supone otro descubrimiento interesante para las mentes viajeras. En esta ciudad podemos encontrar el edificio administrativo más grande después del Pentágono, el Palacio del Pueblo, en donde se encuentra el Parlamento. Hay leyendas que dicen que bajo él hay diversos búnker para ocultarse e incluso una línea secreta de metro. Se pueden hacer tours por este edificio por un módico precio. Además, se debe ver la zona antigua de la ciudad, en donde encontramos ruinas de la antigua ciudad medieval e iglesias ortodoxas entre modernos restaurantes y pubs.

San Petersburgo en Rusia

En la zona occidental o europea de Rusia nos encontramos con la bonita ciudad de San Petersburgo. Una de las visitas imprescindibles es la del Museo Hermitage, uno de los más grandes del mundo y que ocupa la antigua residencia de los zares rusos. También es muy turística y llamativa la Iglesia del Salvador sobre la Sangre Derramada, construida sobre el lugar en el que asesinaron al zar ruso Alejandro II. La Catedral de San Isaac es el edificio religioso más importante de la ciudad y el más grande, con una espectacular decoración interior.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *