6 razones para realizar un crucero con niños

crucero

Los cruceros son una opción vacacional como otra cualquiera. Sin embargo, para mucha gente un viaje por mar es sinónimo de lujo pero en los últimos tiempos el modelo ha cambiado notablemente. Con una gran oferta de ocio y la posibilidad de visitar varios destinos a la vez en un barco repleto de comodidades, cada vez son más los viajeros que dejan de ver los cruceros como algo demasiado lujoso fuera de su alcance e incluso se animan a realizar este viaje en familia.

Después de todo, el turismo marítimo no ha menguado durante la crisis. Desde hace ocho años ha crecido un 49% según datos de la CLIA, que lo atribuye a una oferta más joven y atractiva. De esta manera, los cruceros organizan actividades para todas las edades con el fin de que todos los pasajeros disfruten a bordo. También los niños, quienes podrán pasarlo en grande en los parques acuáticos con toboganes gigantes, asistiendo a espectáculos infantiles y realizando actividades exclusivas para ellos.

En 2015 hubo 8,44 millones de personas que se subieron a un crucero en alguno de los 46 puertos españoles (un 3% más que en 2014) aunque el Ministerio de Fomento espera que se supere esa cifra en 2016. ¿Seréis tu familia y tú alguno de ellos? A continuación te damos varias razones por las que realizar un crucero en compañía de los más pequeños.

 

crucero-ninos

Una experiencia única

Probablemente, los niños no están tan acostumbrados a montar en un barco como en un autobús o en un avión. Visitar diferentes países mientras se realiza una travesía a bordo de una nave es una experiencia única donde podrán contemplar el mar en todo su esplendor e inmensidad, conocer cómo es la vida en un barco y vivir una aventura muy especial que recordarán toda su vida.

Cada día en un lugar nuevo

Viajar a bordo de un crucero es de todo menos monótono. Será imposible que los niños se aburran teniendo en cuenta todas las actividades que pueden realizar allí junto a los animadores y otros niños de su edad. El viaje entre puertos no se les hará tedioso, de modo que no preguntarán a cada rato aquella típica frase de “¿cuándo llegamos?”. Más bien justo lo contrario, se les pasará el tiempo volando.

Además, realizar un crucero les permitirá conocer muchas ciudades de diferentes países y realizar divertidas excursiones. Descubrirán sitios increíbles que les llamarán mucho la atención siendo cada día una aventura diferente.

A la hora de realizar excursiones en las diferentes escalas del crucero existen dos opciones. La primera es prepararlas por nuestra cuenta y la segunda es realizar las excursiones organizadas por el barco. En este último caso hay que reservarlas bien por internet o al llegar al barco.

Crucero Fred Olsen

Adiós a cargar con el equipaje y los niños

Viajar con niños en ocasiones puede ser un engorro cuando se ha programado un viaje por diferentes destinos ya que hay que cargar con maletas, juguetes y carritos sin perder de vista a los pequeños.

En un crucero todo se simplifica pues el equipaje se factura en el puerto y la tripulación se ocupa de distribuirlo por los camarotes. Luego en cada lugar en el que se atraca el barco basta con llevar lo indispensable para hacer una visita.

Comeréis hasta hartaros

La alimentación de los niños durante un viaje suele ser motivo de preocupación en los padres. Es complicado compaginar una dieta variada y saludable cuando no se conocen los restaurantes de una ciudad, los niños están cansados de tanto moverse de aquí para allá o no dan facilidades a la hora de elegir algún plato del menú.

En un crucero esos problemas tienen fácil solución pues hay bufés donde encontrar prácticamente todos los platos que podamos imaginar. Además, cuentan con restaurantes de comida asiática, italiana, americana o gourmet que completan la oferta para satisfacer los gustos de todos los miembros de la familia.

piscina crucero

Libertad para los padres y diversión para los niños

La mayoría de cruceros cuentan con un kids corner en donde los niños están supervisados en todo momento por personal cualificado para que se entretengan en un entono seguro para mayor tranquilidad y libertad de los padres. Además, al subir a bordo recibirán pulseras de seguridad y los padres podrán alquilar dispositivos buscapersonas o teléfonos DECT por un pequeño cargo adicional para que podáis estar en contacto en todo momento.

De esta manera los niños podrán tener su propia vida social. Hacer nuevos amigos en un ambiente seguro y disfrutar de unas vacaciones inolvidables. Por su parte, los adultos también podrán disfrutar de momentos especiales por su cuenta, con la tranquilidad de saber que sus hijos están en un ambiente seguro y pasándoselo como nunca.

Los niños no pagan

En muchos cruceros, todos los niños que compartan camarote con sus padres viajan gratis. Lo que supone ahorrar un pellizquito en las vacaciones. Así todos podréis disfrutar de un viaje por menos dinero, sin estrés y explorar los lugares más interesantes del planeta desde el mar.


Un comentario

  1.   Alex dijo

    Me encantó tu artículo, está supercompleto. Yo me fui de crucero con mis hijos y sobrinos por Avantrip y fue genial, los recomiendo muchísimo! https://www.avantrip.com/cruceros/
    viajar en crucero es algo que debe hacerse al menos una vez en la vida y con niños mucho más! Es una aventura para ellos y unas excelentes vacaciones para nosotros jajaja
    saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *