6 rincones mágicos en Galicia

Galicia es uno de esos lugares en donde el turismo ha crecido muchísimo, porque tiene mucho que ofrecer. Desde paisajes naturales de gran belleza a increíbles playas, una gastronomía deliciosa y el humor y la personalidad de sus gentes. Sin duda podríamos hablar de mil pequeños lugares que hay que ver en Galicia, ya que está llena de rincones mágicos, pero hoy nos vamos a limitar a siete de ellos.

Estos siete lugares mágicos son muy especiales. Algunos albergan leyendas, otros mucha historia, y otros simplemente son mágicos por cómo son, por su esencia y su belleza. En esta tierra es imposible no sufrir la famosa morriña una vez nos vamos de ella, porque tanta magia llega hondo.

Ir a San Andrés de Teixido

San Andrés de Teixido es uno de los lugares más mágicos a los que podemos ir, ya que se dice que si no vas de muerto vas de vivo. Si no acudes al santuario en vida, tu alma tendrá que ir en otra forma, en un animal o insecto, hasta que sea liberada, y por eso son muchos los que acuden a la iglesia blanca del pequeño pueblo. Es además una visita muy pintoresca, pues este pueblo es encantador, con sus casas blancas y su tranquilidad.

Por otro lado, en esta zona podemos encontrar los acantilados más altos de toda Europa, un espectáculo digno de ver. Está en un enclave natural muy bello, en donde veremos el mar, los acantilados, caballos salvajes e incluso puede que ganado pastando. La Garita de Herveira es el mirador para disfrutar de las mejores vistas.

Ézaro, la cascada que cae al mar

En Galicia tienen muchas cosas únicas, y en esta ocasión nos referimos a la cascada de Ézaro, la única que cae directamente al mar en toda Europa. El río Xallas desemboca en el mar en forma de cascada, lo que se ha convertido en un increíble espectáculo para todos los que se acercan a ver este lugar tan mágico y bello. El espectáculo de la cascada se ha visto reducido debido al embalse y a la central hidroeléctrica para aprovechar los recursos naturales, pero hay determinadas horas para poder verlo.

En los alrededores hay un paseo marítimo, preciosas playas, el pintoresco pueblo y el museo de la electricidad. Aunque sin duda ver la cascada cuando abren las compuertas del embalse es el momento más mágico.

Un atardecer en las Islas Cíes

¿Quién no conoce las Islas Cíes? Su playa de Rodas, ya famosa en el mundo entero, comparada con las playas del Caribe, los espacios naturales protegidos y la tranquilidad de una isla. En ella se pueden vivir muchos momentos mágicos, pero sin duda uno de ellos es disfrutar de la puesta de sol, para lo cual habrá que quedarse a dormir en el camping, ya que el último ferry del día sale antes. Pero sin duda vale la pena. Una de las formas más increíbles de vivir la puesta de sol en la isla es la de subir a lo alto, en el faro, y esperar a que se ponga el sol. Con los acantilados, las gaviotas y el mar, el momento es sin duda mágico.

Aldeas de pallozas en Cebreiro

La aldea de O Cebreiro se encuentra en Lugo, y se trata de uno de los pasos más emblemáticos del Camino francés de Santiago. En esta pequeña población es posible ver una forma de vida que se ha mantenido durante siglos, con las increíbles pallozas, que se han conservado para que formen parte del patrimonio de Galicia. Estas pallozas son construcciones de piedra, que destacan por unos techos de paja entrelazada que soporta desde nieve a lluvia. En la aldea se pueden disfrutar de los famosos quesos de su gastronomía, y visitar el interior del Museo etnográfico, situado en una palloza, para ver la forma de vida de antes.

El pasado celta en los Castros de Baroña

Si queremos viajar atrás en el tiempo no tenemos más que irnos a la localidad de Porto do Son en A Coruña e ir a los Castros de Baroña, con una genial playa justo al lado. Estos castros son un antiguo asentamiento de pescadores de la Edad del Hierro, cuyo descubrimiento se hizo en 1933. Hoy en día es un lugar abierto al público y es posible pasear por los restos de esas casas circulares imaginando el estilo de vida de esas gentes hace muchos siglos. Se pueden ver los muros defensivos, así como las viviendas y las escaleras interiores. Es otro lugar en el que podremos apreciar la puesta de sol, y los acantilados de rocas y la playa son el mejor entorno para un día mágico.

Romántico paseo por los Cañones del Sil

Si queremos pasar un momento mágico en pareja, nada mejor que los Cañones del Sil. Hay varios servicios de catamarán para poder disfrutar de estos cañones en un tranquilo paseo. Se puede apreciar la naturaleza en su esencia, en el paseo por el río en los municipios de Nogueira de Ramuín, Parada de Sil, A Teixeira y Sober. En muchos de estos viajes también es posible visitar bodegas y disfrutar de los vinos de la Ribeira Sacra.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *