7 asombrosos lugares que solo verás en Nueva Zelanda

Nueva Zelanda, Cathedral Cove

Nueva Zelanda, uno de los lugares con los paisajes más increíbles y conservados del planeta, es el lugar perfecto para albergar auténticas maravillas de la naturaleza. Lugares increíbles y asombrosos que solo veremos en esta tierra de contrastes. Desde una playa con piedras redondas a un glaciar o unas piscinas naturales. Todo tiene cabida en una tierra tan llena de magia como esta.

No es casualidad que Peter Jackson eligiese Nueva Zelanda para recrear la tierra media, con sus muchos paisajes y sus espacios naturales únicos en el mundo. Reconoceréis entre los espacios los paisajes de Mordor, o las cumbres heladas de la película, y es que hay mucho que ver en una tierra tan interesante. Por ahora fichad estos ocho asombrosos lugares para visitar.

La playa de cantos rodados

Moeraki

Estos cantos rodados se encuentran en la playa de Koekohe, y se les conoce habitualmente como los cantos rodados de Moeraki. Está a 40 kilómetros al sur de Oamaru, y cuenta con unas rocas esféricas que parecen llegadas de otro planeta, aunque también se les puede sacar similitud con huevos de dragón. Según la tradición de la isla son piedras sagradas, pero la ciencia nos dice que se formaron hace millones, ya que son concentraciones cálcicas de material que se va acumulando alrededor de un núcleo. Son un gran atractivo turístico en la zona.

Cathedral Cove, la entrada a Narnia

Nueva Zelanda

Esta asombrosa playa se encuentra en la península de Coromandel, a 32 kilómetros de Whitianga. Es famosa no solo por ser una de las playas más bonitas de Nueva Zelanda, sino también porque esta era la entrada a Narnia en la película Las Crónicas de Narnia: El príncipe Caspian. No solo se puede pasar de un lado a otro de la playa por esta cueva tan bonita, sino que además la playa de arena fina es estupenda para bañarse, e incluso hay una cascada natural que cae directamente en la arena. Desde luego parece la entrada a un mundo mágico.

Parque Nacional Tongariro o Mordor

Parque Nacional Tongariro

El Parque Nacional Tongariro rodea los volcanes Tongariro, Ngauruhoe y Ruapehu. La actividad más popular es el ‘Tongariro Alpina Crossing’, una excursión que solo dura un día, y en la que se recorren las laderas de las tres montañas. Este paisaje puede resultar familiar, y es que el volcán Ruapehu fue el elegido para representar a Mordor en el Señor de los Anillos, por eso son muchos los aficionados a esta trilogía los que desean ver esta montaña. En este parque se pueden hacer rutas y excursiones e incluso esquiar, y se trata de un lugar con un gran significado espiritual para los maoríes.

Elephant Rocks o las roca-elefantes

Elephant Rocks

Este lugar quizás no es tan popular como Tongariro, pero lo cierto es que también es realmente peculiar, y un espacio que resulta interesante visitar, aunque sea para poder imaginarse que esas grandes formaciones rocosas son en realidad elefantes petrificados, de ahí el nombre del lugar. Se encuentran en el área de North Otago, y también fueron el lugar de algunas escenas de las películas de Narnia.

Glaciar Franz Josef

Glaciar en Nueva Zelanda

En Nueva Zelanda podemos pasar de visitar una playa o un volcán a visitar un glaciar, como el conocido glaciar Franz Josef. Este glaciar se encuentra en el Parque Nacional Westland, en la Isla Sur y a unos kilómetros del océano. El acceso a este glaciar se puede hacer de dos maneras, a pie o en helicóptero. Desde luego ambas experiencias tienen algo de interesante, y es que a pie se pueden ver todos los detalles pero requiere un claro esfuerzo, y en helicóptero se pueden ver lugares más recónditos.

Champagne Pool

Champagne Pool en Nueva Zelanda

El dióxido de carbono hace que estas aguas se encuentren siempre burbujeantes, y de ahí el nombre de piscina de champán o Champagne Pool. Estos son los lagos termales de Wai-O-Tapu, en el norte del país. No solo es un balneario natural y al aire libre, sino que además estas piscinas son un auténtico espectáculo para la vista, con sus colores verdes y anaranjados, las burbujas y el vapor. Este lago se encuentra a altas temperaturas por lo que no es posible bañarse en ellos. Sin embargo hay un centro de visitantes para poder hacer excursiones y conocer más sobre esta zona.

Milford Sound, fiordos en Nueva Zelanda

Milford Sound

Aunque no estemos en Noruega, Nueva Zelanda también nos ofrece la experiencia de los fiordos, que durante cualquier época del año pueden ser increíbles. Sus cumbres nevadas, el paisaje verde, los acantilados y sobre todo la navegación por esos fiordos, disfrutando de la grandeza de la naturaleza. Hay muchas actividades en Milford Sound, siendo una de las más populares los paseos en barco, de día o de noche, para ver los fiordos desde todas las perspectivas. También se puede hacer kayak, para verlo todo de una forma un poco más solitaria, verlo a vista de pájaro en helicóptero e incluso hacer submarinismo en la zona.

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *