7 lugares increíbles de Eslovenia

Lubliana

Eslovenia puede no ser uno de los destinos más demandados en las agencias de viajes, pero sin duda esconde mucho más de lo que esperamos. Cuevas de asombrosa belleza, pueblos costeros y otros de montaña, todos con su encanto particular, preciosos castillos antiguos y unos espacios naturales que parecen sacados de lugares de fantasía. Todo esto es razón más que suficiente para plantearse un buen viaje a Eslovenia, descubriendo sus puntos más interesantes.

En esta ocasión vamos a ver algunos de los rincones más asombrosos e increíbles de Eslovenia, un país con muchos contrastes y pueblos encantadores que son una preciosa estampa en cualquier época del año. Así que anota todos estos lugares increíbles para no perderte ninguno en tu viaje a Eslovenia.

Liubliana, la capital

Castillo de Lubliana

La leyenda de esta ciudad cuenta que en el lugar en el que se encuentra, Jasón y los Argonautas mataron a un monstruo en un pantano. El símbolo de la ciudad son los dragones, y podéis verlos a veces en su arquitectura. Además, el estilo barroco invade muchos de los edificios de la pequeña ciudad. Una de sus visitas imprescindibles, además de los canales del río, es la del Castillo de Lubliana, situado en la cima de una colina a la que se accede con un funicular. Las vistas desde este bonito y antiguo castillo son espectaculares, el lugar ideal para descubrir la capital y su zona vieja. Construido en 1144, fue renovado casi por entero en el siglo XV. Y lo mejor de todo es que su visita es totalmente gratis.

Nieve en Kranjska Gora

Ciudad de Kranjska Gora

Este pequeño pueblo está en el valle superior del río Sava, y se trata de una de las entradas a muchas de las pistas de esquí y los puertos de montaña, por lo que se ha convertido en una localidad muy turística, con una zona nueva que ha crecido rápido para ofrecer alojamiento a todos los que van a realizar los deportes de nieve durante el invierno. Cerca también podemos visitar la reserva natural de Zelenci o realizar senderismo en Kepa.

Una isla con iglesia en Bled

Bled

Bled es sinónimo de un gran lago con una pequeña isla en la que hay una iglesia. Viendo sus fotos seguro que sabéis de qué os estamos hablando. Este lago está al pie de los Alpes Julianos, y es un lago glaciar. Es un lago muy bello, pero lo que lo hace peculiar es su pequeña isla, en donde podemos ver una antigua iglesia. Para llegar a ella hay que contratar una de las góndolas o botes que trasladan a grupos. Al llegar a la isla todavía tendremos que subir 99 escalones para poder llegar a la bonita iglesia. Por otro lado, otro de los atractivos turísticos de Bled es su castillo, en lo alto de un acantilado. Desde el castillo hay preciosas vistas, y también eventos y exposiciones sobre la vida medieval en Bled.

Una ciudad antigua en Ptuj

Ptuj

Esta ciudad a orillas del río Drava se encuentra en este asentamiento desde la Edad de Piedra. En esta ciudad podremos visitar el gran castillo del siglo XII, rodeado de bonitas construcciones. Es una ciudad repleta de historia y de bonitos rincones, pero no solo en ella podemos disfrutar, ya que  en los alrededores encontraremos bosques y viñedos.

Un cañón bajo tierra en las Cuevas de Skocjan

Cuevas de Skocjan

Estas cuevas son el único lugar que ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad en toda Eslovenia, por lo que es uno de los lugares imprescindibles a la hora de visitar. Tienen millones de años, y en la prehistoria incluso estuvieron habitadas. Hay seis kilómetros de pasajes, aunque los turistas solo hacen unos tres kilómetros. Pasillos iluminados, unas increíbles formaciones rocosas y un puente que está 47 metros por encima del río son algunas de las cosas que podremos ver. También nos pararemos en las formaciones que parecen crear un órgano de piedra, una de sus atracciones principales.

El Castillo de Predjama en una cueva

Castillo de Predjama

En Eslovenia podremos encontrar infinidad de castillos en sus antiguas ciudades, pero uno de los más famosos del país es el Castillo de Predjama, porque se ha construido en una cueva. Está en un precipicio y parece salir de la cueva. Se dice que el Barón Erazem Luegger robaba a los ricos para dárselo a los pobres, y que tras los asaltos se escondía en su cueva. Se puede visitar y disfrutar con las mazmorras o las zonas que se encuentran en la cueva original.

El increíble valle de Soca

Valle del río Soca

Este río Soca destaca por tener un increíble tono turquesa, un color muy intenso que hace que parezca un río de fantasía. El río parte del Parque Natural de Triglav. Después de visitar todas estas pequeñas ciudades, este es un lugar ideal para descansar en naturaleza, con rutas de senderismo o paseos a caballo. En su cauce también encontramos también pequeños pueblos como Kobarid o Bovec.

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *