8 cosas que ver y hacer en Ámsterdam

Ámsterdam es una urbe muy moderna, en la que se pueden encontrar lugares únicos, y sin duda es una de las visitas más interesantes a una ciudad europea. No solo vamos a ver sus famosos canales, por lo que es conocida como la Venecia del norte, sino que también veremos lugares tan famosos y peculiares como el Barrio Rojo o los Coffee Shops.

Si este es uno de los destinos que tienes pendiente, ya es hora de que hagas una lista con las cosas que tienes que ver y hacer cuando llegues a Ámsterdam. Siempre es bueno tener bien claro qué queremos ver para aprovechar al máximo los días que pasemos en las ciudades o destinos que hayamos elegido. ¿Nos damos una vuelta por Ámsterdam?

Barrio Rojo

En los Países Bajos la prostitución es legal desde 1911, y hay cierta tradición en la que las prostitutas se dejan ver tras los escaparates a modo de reclamo. Este lugar no solo se ha convertido en un lugar de peregrinación para quienes buscan compañía, sino también para los turistas atraídos por la fama de este barrio y por lo peculiar que es.

Veremos todo un barrio lleno de luces rojas de neón, muy iluminado. El mejor espectáculo sin duda sucede por la noche, cuando se pueden ver esos escaparates que sorprenden a los turistas. Está en la zona histórica de la ciudad, y es que este es uno de los oficios más antiguos que existen. Es una zona con mucho turismo y que incluso resulta segura por la noche.

Los canales

La ciudad tienen unos 75 kilómetros de canales cruzados por cientos de puentes y con otras tantas casas flotantes. Los tres canales más famosos son el Prinsengracht, el Keizersgratch y el Herengracht. Es el mejor lugar para sacar las típicas fotos de Ámsterdam junto a los canales. Además, es posible hacer viajes en barco a través de estos canales, viendo la ciudad de una forma diferente, con cenas o comidas incluidas.

Rijksmuseum de Ámsterdam

Este es el museo principal de la ciudad, y en él encontraremos las mejores obras del llamado Siglo de Oro holandés en arte. Cuenta con siete millones de obras, por lo que será imposible verlo todo, pero lo que no hay que perderse son cuadros tan famosos como ‘La ronda de noche’ de Rembrandt o ‘La lechera’ de Vermeer. Otro museo que deberíais visitar si estáis por Ámsterdam es el Museo Van Gogh con más de 200 obras originales del famoso pintor holandés.

Oude Kerk y Nieuwe Kerk

Es decir, Iglesia Vieja e Iglesia Nueva. La Iglesia Vieja data del siglo XIV y es el edificio más antiguo de la ciudad. Está en la zona del Barrio Rojo, por lo que  ya se puede aprovechar la visita. En su interior destacan las bonitas vidrieras y el órgano mayor. La Iglesia Nueva está en la Plaza Dam, en pleno centro de la ciudad en su zona histórica. Es un bonito edificio del siglo XV, aunque en su interior menos impresionante y bella que la Iglesia Vieja.

Casa de Ana Frank

Si habéis leído el libro del ‘Diario de Ana Frank’  y os gustó tanto como a mí, entonces no os podéis perder una visita a la casa de Ana Frank, ahora convertida en museo en su honor. Esta fue la casa en la que se escondió junto con su familia para huir de la persecución nazi, aunque tras dos años fueron descubiertos y enviados a un campo de concentración, en donde murió, sobreviviendo solo el padre de Ana. En la visita se puede coger un folleto en español en el que relatan lo que pasó en cada habitación para que sepamos exactamente qué estamos viendo y en dónde se escondieron.

 Plazas

Las plazas son muy importantes en esta ciudad, en donde está el centro de toda la actividad, por lo que son visita obligada si queremos ver la parte más bulliciosa e interesante de la urbe. La Plaza Dam es la más importante de la ciudad, con el Palacio Real y con la Iglesia Nueva. En Leidseplein encontraremos un lugar lleno de animación, con bares, restaurantes, actuaciones callejeras, cines y teatros. En la plaza Spiu encontramos un lugar opuesto, totalmente tranquilo, en el que tomarse un café sin prisas.

Bloemenmarkt

Este es el conocido Mercado de las Flores, el lugar ideal para los amantes de la jardinería. Y aunque no sea vuestra afición favorita es un lugar muy bonito en el que ver tulipanes de todos los colores, un sinfín de flores, semillas y sobre todo espacios llenos de color gracias a las flores.

Coffee Shops

Terminamos con una de las cosas que muchos turistas hacen al ir a Ámsterdam, que es visitar los Coffee Shops. Son lugares en los que el consumo de marihuana y  otras sustancias está permitido. Hay que recordar que fuera de ellos es ilegal. De todas formas, la ley se está haciendo cada vez más estricta para acabar con este tipo de turismo, por lo que muchos de ellos están desapareciendo. Darse una vuelta para ver estos espacios tan originales es obligado, sobre todo antes de que acaben con ellos.

 

¿Quieres reservar una guía?


Licenciada en Publicidad, me gusta escribir y descubrir nuevas historias y lugares desde que tengo uso de razón. También me podéis encontrar en otros blogs como Bezzia, Decoora o MundoPerros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*