Afluentes fluviales importantes de Europa

El Viejo Continente, uno de los más hermosos del mundo, no solo posee grandes ciudades modernas y lujosas, sino también ofrece a sus visitantes la oportunidad de conocer hermosos paisajes que deleitan los sentidos. En Europa el medio ambiente exalta la vida a cada instante y no hay mejor ejemplo de esto que los hermosos ríos que atraviesan este continente. Visitar los ríos de Europa y las ciudades bañadas por sus orillas es, sin duda, una experiencia inolvidable.

Entre los más hermosos destaca el Río Volga, considerado el más largo de Europa por su extensión de 3.700 kilómetros de longitud. Se ubica en Rusia y desemboca en el Mar Caspio.

El Danubio es el segundo río más largo de Europa gracias a su longitud de 2.888 kilómetros. Nace en la Selva Negra de Alemania y recorre el territorio de Austria, Eslovaquia, Hungría, Croacia, Serbia, Rumania, Bulgaria, Moldavia y Ucrania. Su belleza inspiró al compositor Johann Strauss el vals Danubio azul en 1867, que hasta la fecha es considerada una de las más populares piezas de la música clásica.

Del mismo modo, el río Rin es la vía fluvial más utilizada de Europa. Este río nace en los Alpes suizos y posee 1300 km de longitud. En su recorrido el Rin atraviesa Austria y Liechtenstein, el lago de Constancia, sirve de frontera entre Francia y Alemania. Sus principales puertos son Rotterdam, Duisburg, Mannheim, Estrasburgo y Basilea. Es navegable desde Suiza hasta su desembocadura en Holanda.

Otros ríos importantes son: Guadalquivir, Guadiana, Duero, Garona, Sena, Támesis y Mosa que desembocan en el Atlántico; Óder que desemboca en el Báltico; Ebro y Ródano, que desembocan en el Mediterráneo; y Po que desemboca en el mar Adriático.

¡Recibe el primero nuestros chollos en viajes!
Si quieres viajar más barato y ahorrar dinero, suscríbete a nuestra sección de ofertas y chollos en viajes.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *