Agadir, destino en Marruecos

Cuando pase todo el mundo seguirá allí esperando visitantes. ¿Qué tal hacer un viaje corto a Marruecos? ¿Qué tal viajar un poco y visitar Agadir? La ciudad está a 600 kilómetros de Rabat y a poco más de 400 de la popular Casablanca.

Agadir es una ciudad costera, sobre el océano Atlántico, apretada entre montañas y playas, y bien comunicada con otros destinos en Marruecos, si es que quieres dar vueltas por el país y conocer más de un lugar.

Agadir

Como dijimos, está en la costa, en el golfo de Agadir, en el punto en el que la Cordillera del Atlas llega al mar. Puedes llegar en avión ya que tiene un aeropuerto muy moderno, o en coche, usando una autopista con peaje que la une a Tánger, Marraquech, Casablanca y Rabat.

Agadir está al sur de Marruecos y goza de un clima sub tropical cálido y seco. Protegida de los vientos del desierto por las montañas y gozando de las brisas marinas, lo cierto es que Agadir es un gran destino balneario, de los más populares en el país. Piensa que el agua ronda los 20 ºC en verano y que incluso en invierno el clima es templado.

Con respecto a su historia, Agadir fue fundada por los portugueses en el siglo XVI pero los saadíes la invadieron y destruyeron en el siglo siguiente. Recién a comienzos del siglo XX sería reconstruida en serio, tras la ocupación francesa. Después de la retirada de este país pasó a manos de Marruecos, a fines de los años ’50. Esos viejos edificios cayeron en un terremoto en el año 60, así que su aspecto moderno lo adquiere después de su reconstrucción.

Su puerto es el epicentro de la actividad pesquera, pero sus campos agrícolas producen bastante cítricos. La reconstrucción post terremoto la ha convertido es una de las ciudades mas modernas de Marruecos, con edificios altos, avenidas anchas, muchos hoteles y restaurantes.

Turismo en Agadir

Es un destino de turismo internacional con una muy buena oferta de hoteles y actividades. En cuanto a lo segundo, uno de sus principales atractivos turísticos en el Parque Nacional de Souss-Massa, con unos paisajes preciosos. Fue creado en 1991 y ocupa una franja de costa atlántica de casi 34 mil hectáreas. Es una zona baja, con valles poco profundos que viajan hacia el mar.

Es un parque de gran biodiversidad donde también vive gente desde hace miles de años. Todo colabora para que sea un destino popular de ecoturismo, especialmente del turismo ornitológico, de los mejores en Marruecos.

Pero si no te gusta salir de las ciudades, si lo tuyo es el asfalto, los museos y los restaurantes, entonces puedes quedarte dentro de los límites de Agadir y no perderte lo que aquí ofrece. Por ejemplo, hay mezquitas, museos, teatros y edificios pintorescos.

Puedes empezar el recorrido por el Nuevo Talborjt, el barrio colonial, con sus jardines árabes, los Jardines de Olhao, sobre la avenida de las Far. Aquí también está el Museo de la Memoria que concentra información sobre la tragedia de terremoto de 1960. Otros jardines exuberantes y hermosos son los Jardines de Ibn Zidoum.

Las murallas de Kasbah son una de sus tesoros históricos y lo único que queda de la ciudad fortificada de Agadir. Su objetivo original era defender la ciudad de los ataques por mar y data del siglo XVI. Alguna vez mucha gente vivió tras estas murallas. De hecho, estas murallas y la puerta están muy bien preservadas, sobre una suave colina y con vistas panorámicas preciosas de la ciudad y el mar. Al atardecer se toman las mejores fotos.

Ciudad adentro está la Gran Mezquita, única entre otras mezquitas, muy moderna y el Museo Amazigh con su colección etnográfica, y el Museo Tiskiwin, dedicado al arte y la cultura bereber. También está el Museo Memorial Agadir, sorbe la avenida Presidente Kennedy, que ya dijimos que se construyó en memoria del terremoto del ’60, y recomiendo visitar para ver fotos de lo que era la ciudad antes de ese cataclismo.

La playa de Agadir es hermosa y recorrer el malecón y la marina son buenas maneras de apreciarla. El malecón ofrece un paseo agradable de cinco kilómetros pavimentados en lozas cerámicas con palmeras. La marina es de construcción reciente y si quieres dar un paseo en bote debes empezar por aquí. Después hay hoteles sobre la costa y muchos cafés y restaurantes y sitios para alquilar tumbonas y sombrillas.

¿Podemos hacer day trips o excursiones desde Agadir? Claro que sí. Essaouira está a 173 kilómetros al norte y es un pueblo costero precioso con edificios del siglo XVIII y distintas fortificaciones marinas. Forma parte de la lista de Patrimonios del Mundo de la UNESCO así que yo no dejaría de visitarlo. Hay callejas, edificios con detalles preciosos con puertas azules, se puede visitar la casa de un pasha, museos de arte…

Superando los 150 kilómetros de distancia desde Agadir, a 166 específicamente, está Tafroute, una aldea de montaña tipicamente marroquí, destino de amantes de la naturaleza. Está al este de la ciudad y es tremendamente fotogénica con su Cañón de Ait Mansour y el arte prehistórico de Annameur. Un poco más cerca, al final de la Cordillera Anti – Atlas, a 97 kilómetros al sur, está Tiznit, con sus fortificaciones impresionantes del siglo XIX y su mercado de venta de joyería bereber. El mercado es el martes.

Más cerca, a solo 60 kilómetros, también al norte, está el Valle Paraíso y su vida rural. Es un buen destino para hacer senderismo entre almendros y olivos y conocer pequeñas aldeas gozando al mismo tiempo de vistas espectaculares de montañas y cielos. Suele tener mas actividad los fines de semana, la gente local aprovecha y se hace escapas, así que si vas en la semana estará todo más tranquilo.

En el valle de Souss está la ciudad de Taroudant, con sus gigantescas murallas de color terracota y sus coloridos mercados donde se puede comprar todo y de todo. Se puede caminar por las rampas de ladrillos que rodean la ciudad, ver sus puertas defensivas y explorar a pie el laberinto de callejas del distrito Kasbah. ¿A cuántos kilómetros está de Agadir? Taroudant está a solo 88 kilómetros de distancia.

¿Te gusta surfear? Entonces Taghazout te espera. Es una playa muy popular entre locales y turistas durante los meses de verano, aunque surf se puede practicar todo el año. Se respira surf aquí, seas principiante o profesional. Finalmente, si te gustan los cocodrilos entonces puedes ir a una nueva reserva natural que está a solo 14 kilómetros de Agadir. Aquí viven cocodrilos del Nilo, hasta hace poco especie endémica aunque hoy en peligro.

Este Crocopark trata de emular sus condiciones naturales de vida y ofrece visitas guiadas a los visitantes. Como ves, Agadir es un gran destino: playas, montañas, aldeas de montaña, historia, murallas, paseos en bote… Si vas, no hay dudas, será un viaje colorido e inolvidable.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*