Airbus A380, el más grande de todos

El avión Airbus A380 no es otro que el enorme avión que surca los aires con su cuerpo de dos cubiertas y que ostenta el título de ser el avión comercial más grande del mundo. Por lo menos de momento ya que se habla del Airbus A350-1000…

El caso es que tal vez ya tuviste la suerte de abordar una de estas super naves, o tal vez no. Estos aviones no hacen todas las rutas y tampoco todas las aerolíneas disponen de ellos. El año que viene volveré a Japón y como viajaré por Emirates en Dubai abordaré un Airbus A380 rumbo a Tokio. ¡Qué viaje! Por eso me propongo hoy conocerlo mejor y si te gustan los aviones y los viajes, pues presta atención a esta información sobre el Airbus A380.

Airbus

Es una empresa europea manufacturera de aviones que se dedica tanto a los aviones comerciales como a los militares, aunque en un mayor porcentaje a los primeros. La sede está en Francia pero como es una multinacional hay sedes en España, Alemania, el Reino Unido, Estados Unidos y China. Como suele ser hoy día con la globalización distintas fábricas hacen distintas partes y después todo se ensambla.

Uno de sus tesoros es el Airbus A320, producido en 10 mil unidades nada más y nada menos. Este modelo ha realizado más de 100 millones de vuelos y transportado 12 mil millones de pasajeros. ¡Qué cifras! Por supuesto que una de sus competidoras más importantes es la Boeing (el A320 compite directamente con el Boeing 737),  aunque para alegría de la empresa desde que comenzó el siglo XXI se ha quedado con alrededor del 50 % del mercado de fabricación aeronáutica. Nada mal.

Su primer avión civil fue el pequeño A300, le siguió el A310 y por las exitosas ventas nació el A320, el más popular de todos sus modelos.

Airbus A380

Doble cubierta, anchísimo, cuatro motores jet. Una vez en el mercado algunos de los aeropuertos del mundo debieron mejorar sus instalaciones para poder recibirlo. Tuvo su vuelo inaugural en 2005 y entró en servicio comercial dos años después, es decir ya tiene una década en el aire.

Tiene 550 metros de cabina, todo espacio utilizable, un 40 % más que el Boeing 747. Tiene capacidad para 853 pasajeros en entre Clase  Economy y Tercera Clase, aunque la distribución según la clase dependerá de los requerimientos de las aerolíneas. Puede volar unos 15.700 kilómetros así que básicamente cubre las rutas comerciales más largas a una velocidad crucero de 900 km/hora. Se le han hecho algunas modificaciones en los años subsiguientes, en fuselaje, motores y capacidad de transporte.

Tiene motores Rolls-Royce, distintos modelos según la versión del avión, que le permiten mantener a raya la contaminación sonora. El fuselaje es de aleación de aluminio y en las alas se usa principalmente fibra de carbón reforzada con plástico y fibra de vidrio y plástico reforzado con fibra de cuarzo.

Si bien su sucesor parece que está desarrollándose todavía se encarga y vende este modelo. Para mi alegría, ya que soy pasajero frecuente de Emirates y esta empresa árabe es la que ha comprado más aviones de este modelo. ¡Tiene 97 en su haber!

Ahora bien, hasta aquí todo demasiado técnico pero veamos ahora lo que nos ocupa: ¡el lugar de los pasajeros! Dice la empresa que los ingenieros han pensado mucho en hacer del viaje algo más placentero para los pasajeros. Así, han logrado reducir los ruidos en la cabina en un 50% con una mejor presurización, han colocado ventanillas más grandes, gabinetes de equipaje más amplios sobre los asientos y asientos más confortables.

La Primera Clase es un poco inalcanzable pero estas cabinas de lujo tienen 12 metros cuadrados, pero sin irnos tan lejos los asientos de Clase Economy tienen 48 centímetros de ancho (contra un promedio de 40, 40 y pico de otras empresas). Las dos cubiertas de la aeronave se conectan con dos escaleras tan anchas como para que dos pasajeros puedan subir o bajar codo a codo.

El sistema de iluminación es con luces LED que pueden alterarse para crear “climas” y simular el día, la noche y esas horas intermedias. Cuando el viaje es muy largo es necesario crear estos momentos e ir forzando los descansos y las comidas. Lo cierto es que la empresa también se ha encargado de promocionar cosas que no se veían en un avión desde los años ’70: salones de belleza, restaurantes, barra de tragos, tiendas y como ya sabrás, un baño con ducha para la Primera Clase.

 

La empresa promociona muchas cosas y después las aerolíneas piden lo suyo, que a veces sí es factible y a veces no, por eso un mismo Airbus A380 puede ser distinto si lo tiene Emirates, Singapure Airlines o Air France. ¿Pero se vienen tiempos de mayor lujo? La respuesta es no. Puede ser que viajar así en un avión sea maravilloso, pero en verdad hay muy poca gente que lo puede pagar y los diez que viajan en Primera no pueden compararse a los más de 500 que lo hacen en Economy.

Así, la tendencia es a mejorar poco a poco los servicios o características de la Clase Economy. ¡Aleluya! Después de todo esto, ¿te has preguntado cuál es el precio de un Airbus A380? El año pasado el precio de lista era de 432.6 millones de dólares aunque dicen que negociaciones mediante se logran descuentos importantes.

Singapure Airlines, Emirates, Qantas, Lufthansa, Air France, Korean Air, China Southerne, Thai Airways, Malaysia, British Airways, Asiana, Qatar y Etihad Airways son las compañías que tienen estos avioncitos. Mientras la ruta más corta hecha por un Airbus A380 es de París a Londres, la más larga es la que une Dubai con Auckland: 14. 203 kilómetros.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *