Alcázar de Segovia

Entre los ríos Clamores y Eresma se eleva sobre una roca el Alcázar de Segovia, una edificación medieval de orígenes militares que también fue usada como palacio residencial. La existencia de esta fortaleza está documentada desde principios del siglo XII y a lo largo de la historia, los diferentes monarcas españoles fueron ampliando y mejorando sus infraestructuras asta conseguir una silueta única, de cuento de hadas, que hace al Alcázar una fortaleza singular respecto a otros castillos de España.

Historia del Alcázar de Segovia

En el lugar se han hallado restos de sillares de granito similares a los de un acueducto romano, lo que hace pensar que en los tiempos de la antigua Roma ya hubo aquí una fortificación o un castro. Sobre los restos de éste, se levantó el alcázar como fortaleza hispano- árabe y fueron numerosas las veces que fue ampliado y restaurado por sucesivos reyes como Alfonso X o Felipe II. A éste último se debe su aspecto actual de cuento de hadas. De hecho, el Alcázar de Segovia sirvió de inspiración junto al castillo Bávaro de Neuschwanstein a Walt Disney para diseñar su castillo de original de Disneylandia.

Durante el medievo, tanto por su proximidad a espacios favorables para la caza como por seguridad, el Alcázar de Segovia se convirtió en una de las residencias preferidas de los reyes castellanos, en especial del anteriormente mencionado Alfonso X el Sabio. Además, fue testigo de acontecimientos importantísimos para la historia de España como la proclamación de Isabel la Católica como reina de Castilla en diciembre de 1474 o la misa de velaciones entre Felipe II y Ana de Austria en la capilla del castillo en noviembre de 1570.

Tiempo después, el Alcázar de Segovia sería usado como prisión hasta que Carlos III fundó en Segovia el Real Colegio de Artillería en 1762 que tuvo su sede en el mismo edificio. A mediados del siglo XIX se produjo un incendio que acabó con las hermosas techumbres de las salas nobles Afortunadamente, pudieron ser reconstruidas más tarde gracias a los grabados realizados en 1839 por José María Avrial y Flores.

Décadas más tarde, ya en el siglo XX, fue declarado monumento histórico artístico y en 1953 se creó el patronato del Alcázar.

Conociendo el Alcázar de Segovia

El Alcázar de Segovia está dividido en dos zonas: una exterior con el puente levadizo y la torre de homenaje, el patio en estilo herreriano y el foso; y una interior formada por las dependencias palaciegas, donde se encuentran las estancias nobles.

Arquitectura exterior

El Alcázar de Segovia se adapta a la roca sobre la que se asienta, es por ello que su trazado es irregular. Desde la distancia destaca su poderoso torreón, que fue erigido por orden de Juan II, el padre de Isabel la Católica. Su interior sirvió como prisión para nobles. Si tenéis la oportunidad, merece la pena subir a la torre pues permite contemplar unas vistas increíbles de la ciudad castellana. La torre del homenaje curiosamente no es la torre de Juan II, si no la circular sobre el risco en la parte de atrás.

Arquitectura interior

El interior del Alcázar de Toledo actualmente alberga el museo de las armas y algunos archivos históricos militares. En él encontramos estancias decoradas en estilos mudéjares y góticos isabelinos. Su principal constructor fue Alfonso VIII, quien buscó dar luminosidad al interior con los patios de luces.

Imagen| Guías Viajar

Sala de la Galera

Tiene un artesonado original en forma de barco invertido característico del arte mudéjar. Fue ordenado construir por la reina Catalina de Lancaster durante la regencia de su hijo Juan II. En los ventanales se encuentran dos vidrieras que representan una a Enrique III de Castilla y su familia y la otra a Enrique II con escenas de la muerte de Pedro I y Juan II.

En uno de los muros de la sala se aprecia una enorme una pintura que representa la coronación de la reina Isabel la Católica como reina de Castilla en la iglesia de San Miguel de Segovia.

Sala de la Chimenea

Esta sala corresponde a la ordenación del Alcázar durante el reindo de Felipe II. En las paredes se pueden contemplar un retrato de Felipe II y otro de su hijo Felipe III, diverso mobiliario del siglo XVI, un tapiz flamenco del siglo XVI con el tema de los desposorios de Nuestra Señora.

Imagen| Wikipedia

Sala del Trono

En esta sala se encuentran los tronos bajo dosel con el blasón de los Reyes Católicos y su divisa “Tanto Monta”, que son una recreación de inicios del siglo XX.

Cámara Regia

En sus muros pueden observarse escenas de la vida en familia de los Reyes Católicos y también podemos ver una cama que tiene una cubierta de brocado tejida en oro.

Precios y horarios del Alcázar de Segovia

La entrada completa tiene un precio de 8 euros y permite visitar las salas de Palacio, conocer el Museo de la Artillería y disfrutar de las vistas de Segovia desde la Torre de Juan II. 

La entrada sólo al Palacio y al Museo de la Artillería tiene un precio de 5,50 euros y está recomendada para personas que no puedan subir a la Torre por motivos de movilidad reducida o problemas de salud.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*