Arenas de San Pedro

Vista de Arenas de San Pedro

Arenas de San Pedro

La localidad de Arenas de San Pedro se encuentra al sur de la provincia de Ávila, en Castilla y León. Pertenece a la comarca natural del valle del Tiétar que se articula en torno a este río y que está próxima a la sierra de Gredos. Por tanto, Arenas de San Pedro está rodeada de una naturaleza exuberante, lo cual, añadido a su buena climatología, ha hecho de esta pequeña villa castellana un lugar muy apreciado por visitantes de todo el mundo.

En ella puedes ver un patrimonio monumental de gran valor, disfrutar del Parque Natural de la Sierra de Gredos y probar una recia y deliciosa gastronomía. Si te apetece conocer Arenas de San Pedro, te invitamos a seguirnos.

Qué ver y qué hacer en Arenas de San Pedro

La pequeña villa castellana ha sido tradicionalmente visitada por importantes personalidades como el infante don Luis de Borbón que construyeron en ella casas y otros monumentos. Vamos a conocerlos.

Palacio del infante don Luis de Borbón

Comenzamos precisamente nuestro recorrido por Arenas visitando el palacio de la Mosquera o del infante don Luis. Fue construido por Ventura Rodríguez en el siglo XVIII y responde al neoclasicismo de la época. Destacan su imponente fachada y sus jardines. En él se alojaron, invitados por el aristócrata, figuras como el músico Luigi Boccherini y el pintor Francisco de Goya.

Castillo del condestable Dávalos, un símbolo de Arenas de San Pedro

No obstante, el símbolo más relevante de Arenas de San Pedro es, probablemente, el castillo del condestable Dávalos, también conocido por el de la Triste Condesa debido a que perteneció a doña Juana de Pimentel, quien recibió este apelativo y fue esposa de don Álvaro de Luna.

Castillo del condestable Dávalos

Castillo de Arenas de San Pedro

Es una fortaleza de estilo gótico construida en el siglo XV. Su planta es cuadrada, con cuatro torreones circulares almenados en sus esquinas. Te impresionarán su torre del homenaje, de veintiséis metros de altura, y sus matacanes de defensa. Desde 1931 es Monumento Histórico Artístico.

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción

Encontrarás en la plaza del Ayuntamiento este templo construido en el siglo XIV. Responde al estilo gótico aunque el elemento más destacado es la torre renacentista de planta cuadrada. Junto a la iglesia de San Juan Bautista, donde hay un precioso Cristo de Medinaceli, es el principal monumento religioso del término urbano de Arenas de San Pedro.

Santuario de San Pedro de Alcántara

Precisamente en las afueras, a unos tres kilómetros de Arenas, encontrarás este santuario edificado en el siglo XVIII. Destaca en él la capilla real, con sus pilastras de mármol y su imponente cúpula de linterna. Desde 1972 este templo es Bien de Interés Cultural. Y en el monasterio puedes visitar actualmente un museo con diferentes obras pictóricas y escultóricas relacionadas con el santo que le da nombre.

Otros monumentos religiosos

También fuera de Arenas, concretamente en la pedanía de La Parra, puedes ver la iglesia de San Pedro Ad Víncula, de estilo neorrománico. En la de Ramacastañas está la iglesia del Rosario, edificada en el siglo XV, y en la de Hontanares hallarás la del Cristo de la Luz, que es objeto de peregrinación por parte de los habitantes de la zona.

Vista de la sierra de Gredos

Sierra de Gredos

Otros monumentos civiles de Arenas de San Pedro

También debes visitar en Arenas de San Pedro el puente medieval de Aquelcabos; la cruz del Mentidero, fechada en el siglo XVI; el rollo de justicia y el hospital de San Bartolomé. Pero, como te decíamos, otro de los puntos fuertes de la localidad abulense es la impresionante naturaleza que la circunda.

Parque Natural de la Sierra de Gredos

Arenas de San Pedro se encuentra en la vertiente sur de la Sierra de Gredos. Por tanto, desde la villa puedes hacer muchas excursiones de senderismo y también disfrutar de piscinas naturales como las de los ríos Pelayo y Arenal. Pero te aconsejamos que no dejes de visitar las cuevas del Águila, que están a unos nueve kilómetros de Arenas.

Descubiertas en 1963, su singular aspecto se ha ido configurando a lo largo de doce millones de años. Te impresionarán sus peculiares estalagmitas y estalagtitas, sobre todo las de su imponente sala central, de unos diez mil metros cuadrados. El recorrido por las cuevas tiene una extensión de un kilómetro y permanecen abiertas al público todo el año.

Interior de las cuevas del Águila

Cuevas del Águila

Qué comer en Arenas de San Pedro

Si vas a disfrutar de la naturaleza y el patrimonio monumental de Arenas de San Pedro, no menos lo harás con su gastronomía, tan contundente como sabrosa. Uno de sus platos típicos es la tortilla de tarallos, unos espárragos verdes cultivados en Lanzahita, que también lleva tocino, miga de pan y cebolla frita.

Muy populares son también las patatas revolconas, que se elaboran con laurel, ajo y pimentón y se cuecen hasta casi quedar deshechas; el rin-ran, un gazpacho de cebolla, pimientos, pimentón, ajo y pan duro previamente ablandado en vinagre y agua, o el somarro, que es carne de cerdo a la brasa.

E igualmente el burrajo, un frito de morcilla; la asadurilla, que se prepara con carne de cabrito o de cerdo rehogada con pimientos, cebolla, orégano y otras especias; la sopa de cachuela, hecha con asadura, ajos, especias, cebolla, vino y agua, o las carillas, que son judías con chorizo, panceta, hoja de laurel, tomate y pimentón.

Plato de patatas revolconas

Patatas revolconas

En cuanto a los dulces, puedes terminar tu comida con unos cortaillos, que se elaboran con harina, azúcar, huevos y anís, o con unas flores, que llevan parecidos ingredientes. Pero también con un arrope, que es un postre de calabaza y miel de higos negros; con unas palomitas, tortas de miel y maíz que se tuestan en sartén, o con el sopetón, pan frito con aceite y azúcar.

Cómo llegar a Arenas de San Pedro

La localidad abulense no está bien comunicada mediante transporte público. No obstante, hay un servicio de autobuses desde Madrid y también desde Ávila. Pero la mejor forma de llegar hasta ella es en tu propio coche.

Para hacerlo, tanto si viajas desde el norte como desde el sur, debes tomar la A-6. Luego, en primer caso, tienes que coger en Villacastín la AP-51 hasta Ávila y, a continuación, la N-502, que va hasta Arenas. En cambio, desde el sur puedes tomar la M-501 en Boadilla del Monte y luego seguir por la CL-501 que te llevará hasta la villa abulense.

En conclusión, Arenas de San Pedro es una preciosa localidad que posee mucha historia y patrimonio monumental, una naturaleza privilegiada y una gastronomía deliciosa. Además, por hallarse en el centro de la Península Ibérica, está cerca de todas partes. ¿Te animas a visitarla?

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*