Auroras Boreales, qué son y dónde podemos verlas

Avistar las misteriosas y mágicas auroras boreales es el sueño de muchísima gente. Casi todo el mundo sabe que se producen en las zonas del norte, pero no todos saben cuál es el motivo por el que ocurren y por el que solamente pueden verse en determinados lugares. Su belleza es tan asombrosa y deleita a tantos que se han convertido en un gran atractivo para el turismo de algunos países, con rutas guiadas y con viajes que se programan para ir en busca de estos fenómenos de la naturaleza.

Si te encanta soñar con viajes diferentes y que supongan toda una experiencia, ver las auroras boreales va a ser otro de esos viajes pendientes. Es por eso que será mejor que tomes nota de los mejores lugares para poder verlas y de las mejores épocas para hacerlo. Desde luego, la naturaleza es caprichosa, y muchas veces no se producen en una semana aunque estemos allí todas las noches, pero hay meses con más probabilidad de verlas.

Qué son las auroras boreales

Las auroras boreales se reconocen por esas luces de formas sinuosas, como un humo de color que se extiende por el cielo. Todos las reconocemos, pero pocos sabemos por qué se producen. La realidad es que son el resultado del cruce de las partículas solares en la capa superior de la atmósfera. Este viento solar choca con el campo magnético de la Tierra y es atraído hacia los Polos, en donde se pueden ver las auroras.

El viento solar penetra en la atmósfera superior liberando energía y emitiendo luces de diferentes colores. Estas luces son las que se conocen como auroras boreales. Aunque todo el mundo piensa que son de color verde, estas son las más habituales, pero lo cierto es que es posible verlas en otros tonos. Hay auroras que pueden ir desde los tonos rojos a los azulados y violetas.

El turismo de este fenómeno natural ha ido creciendo en los últimos años. También se  las conocen como ‘Northern Lights’ o luces del norte, de forma más coloquial. Si deseamos tener posibilidades para verlas, hay que acudir normalmente durante la temporada invernal, sobre todo cuando los días son despejados y hace frío. Dependiendo del lugar, hay meses en los que es mucho más probable, por eso debemos informarnos bien antes de ir a la caza y captura de las auroras.

Lugares en los que ver auroras boreales

Hay muchos lugares para poder ver estas manifestaciones de los vientos solares en el horizonte. Sin duda la zona de Noruega, que está muy cerca del Círculo Polar Ártico, es una de las más frecuentes. A finales de otoño y en el invierno es cuando hay más posibilidades, en los meses de octubre y febrero. Las mejores horas son desde las seis de la tarde a la una de la madrugada. Si no queréis perderos nada, podéis bajar incluso una aplicación de móvil llamada ‘Norway Lights’.

La Laponia Finlandesa es otro de los lugares en los que deleitarse con estos cielos. En este país existe una leyenda que dice que las auroras son las chispas que produce la cola de un zorro cuando cruza las mesetas árticas. Las zonas en las que más frecuentemente aparecen es en las poblaciones del norte, como Kilpisjärni e Inari. En Sodankylä se encuentra el Observatorio nacional de Auroras Boreales, por lo que es un lugar interesante al que acudir. También hay que tener en cuenta que es mejor escoger zonas sin contaminación lumínica, como el Parque natural de Luusto.

Groenlandia también es un lugar en el que descubrirlas. Aquí existen leyendas de esquimales que cuentan que estas luces son las almas de los bebés que están en el cielo. El sur de Groenlandia es bien conocido por la frecuencia e intensidad de estas tormentas solares.  También Islandia es otro lugar al que acercarse para verlas, y los mejores momentos son a finales de agosto y a mediados de abril.

Organizando el viaje

Lo primero que debes saber es que hay bastantes lugares en los que se pueden ver estas auroras. No obstante, algunos tienen las probabilidades más altas. Si deseas poder verlas en todo su esplendor, es mejor acudir a una de las excursiones organizadas, ya que los guías conocen los mejores lugares para verlas y los viajes están totalmente organizados. Normalmente, estos viajes suponen pernoctar en cabañas situadas en lugares apartados, para poder ver el cielo mucho mejor. Algunas incluyen spas y piscinas calientes al aire libre para poder verlas desde un espacio relajado.

Los meses invernales van a ser los mejores para poder verlas, por lo que es cuando hay que organizarlo todo. Además, es importante poder ir por lo menos una semana, ya que las auroras no siempre se muestran en algunos días, depende de las tormentas solares y del tiempo que haga, por lo que así podremos tener una certeza mayor a la hora de conseguir ver este espectáculo natural tan sorprendente.


Categorías

Viajes

Susana Garcia

Licenciada en Publicidad, me gusta escribir y descubrir nuevas historias y lugares desde que tengo uso de razón. También me podéis encontrar en... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *