Badalona

Badalona tiene la peculiaridad de ser una de esas localidades absorbidas por la expansión de una gran urbe, en su caso Barcelona. Sin embargo, continúa siendo un municipio independiente y la cuarta ciudad más poblada de toda Cataluña.

Además, sus orígenes se remontan a la más absoluta antigüedad, como demuestran los restos íberos y layetanos descubiertos en su entorno. No obstante, fue creada como ciudad por los romanos en torno al año 100 antes de Cristo con el nombre de Baetulo. De hecho, la ciudad también cuenta con uno de los patrimonios de época latina más importantes de España. Si quieres saber más acerca de Badalona, te animamos a seguir leyendo.

Qué ver en Badalona

Justamente los restos romanos son uno de los grandes atractivos de la ciudad catalana. Y, junto a ellos, magníficas playas, preciosos parques y un buen conjunto de monumentos. Vamos a visitar todos estos lugares de interés.

El Pont del Petroli, un símbolo de la ciudad

Pont del Petroli

Pont del Petroli y fábrica de Anís del Mono

Esta pasarela, que se interna 250 metros en el mar, es actualmente uno de los emblemas de la ciudad catalana. Fue construido en 1965 para que los grandes petroleros dejasen su carga en los depósitos construidos a tal efecto.

Como curiosidad, te diremos que el puente iba a ser derribado en el año 2001, pero fue salvado de la demolición por un grupo de badaloneses encabezados por el pastelero Josep Valls. Actualmente, es una zona magnífica para que practiques submarinismo y, sobre todo, para que pasees disfrutando de maravillosos atardeceres.

Monasterio de Sant Jeroni de la Murtra

Sant Jeroni de la Murtra

Monasterio de Sant Jeroni de la Murtra

Hallarás este cenobio al otro lado de la autovía. Es una de las joyas góticas de la provincia de Barcelona. Su primera construcción data del siglo XII, aunque fue ampliado posteriormente añadiéndole el claustro, una iglesia, cocinas y una bodega. También destaca una torre defensiva que se usó para evitar ataques piratas desde la costa.

La Badalona industrial

Fábrica de Anís del Mono

Interior de la fábrica de Anís del Mono

También te ofrece la ciudad catalana un amplio patrimonio industrial forjado cuando se desarrolló en este sentido durante el siglo XIX. Entre estos edificios destaca la antigua fábrica de Anís del Mono, que hoy es un museo sobre la elaboración tradicional de esta bebida.

También merece la pena que visites la fábrica de la Compañía Auxiliar del Comercio y la Industria, un edificio modernista construido en 1899 por Jaime Botey i Garriga, quien también fue alcalde de la ciudad. La edificación iba a ser destinada al museo del cómic. Sin embargo, el proyecto se ha paralizado temporalmente.

Parques, los auténticos pulmones verdes de Badalona

El parque de Can Solei

Parque de Can Solei i Ca l’Arnús

Uno de los grandes atractivos de la ciudad catalana es su amplio número de parques. Un total de 96 hectáreas de la localidad son zonas verdes y auténticos pulmones para sus habitantes. Destaca entre ellos el parque de Can Solei y Ca l’Arnús. Este auténtico jardín botánico cuenta, además, con un lago y un pequeño castillo, torres como la del Reloj y la del Agua e incluso una gruta.

Junto a este, otros parques de la ciudad son el del Turó d’en Caritg, ubicado sobre una colina; el de Montigalá, perfecto para pasear; el de Gran Sol, con algunas especies asiáticas; el de Nueva Lloreda, con equipamiento deportivo, y el de Casa Barriga.

Playas

La playa de la Barca María

Playa de la Barca María

La ciudad cuenta con cinco kilómetros de playas que cuentan con las mejores condiciones para que disfrutes de un baño y con el más completo equipamiento para que tu visita a ellas sea cómoda. Entre estas, te mencionaremos las playas de la Barca María, del Cristall, de los Pescadores, de la Estación y de la Mora.

El barrio de Dalt de la Vila

La casa Planas

Casa Planas

Es el nombre que recibe el casco antiguo de Badalona, durante siglos verdadero centro neurálgico de la ciudad. Como supondrás, en él tienes varios monumentos de gran belleza. Entre ellos, los restos del anfiteatro romano en Carrer de Les Eres.

Pero, sobre todo, la preciosa iglesia de Santa María, con una impresionante fachada renacentista y un imponente campanario. Y, muy cerca de esta, la Torre Vella, un maravilloso palacio tipo masía que data del siglo XIII. Destacan en esta su portada plateresca y su bodega gótica.

Finalmente, no dejes la zona antigua de la ciudad sin ver sus casas aristocráticas de estilo novecentista y modernista. Por ejemplo, Ca l’Amigó, Can Clapés y la Casa Planas.

El Museo de Badalona

Museo de Badalona

Piezas del Museo de Badalona

Ya te hemos hablado del gran patrimonio arqueológico que se halla bajo el suelo de la ciudad catalana. Buena parte de esos restos se hallan expuestos en un impresionante museo que te transporta a las calles de Baetulo en el siglo I antes de Cristo.

Algunas de las joyas que se muestran en sus aproximadamente 3400 metros cuadrados son las termas, el decumanus o calle principal y, sobre todo, la Venus de Badalona, una estatuilla de 28 centímetros datada en la época de la fundación de la localidad.

La Casa de los Delfines y el Jardín de Quinto Licinio

La Casa de los Delfines

Casa de los Delfines

Con la entrada al museo también adquieres el derecho a visitar estas dos instalaciones. La Casa de los Delfines se halla igualmente bajo tierra y recibe su nombre por el precioso mosaico de delfines que decoran su estanque para recoger la lluvia. Era una enorme domus romana de casi ochocientos metros, aunque hoy solo puedes ver unos trescientos.

Por su parte, el Jardín de Quinto Licinio quizá te decepcione un poco. Lo que se ve hoy es una suerte de piscina que, en su época, debió estar llena de plantas y flores. No obstante, podéis haceros una idea de cómo era mediante la recreación virtual que ofrece la instalación. En este lugar, se halló la Tabula Hospitalis, una especie de contrato que confirmaba a Quinto Licinio como protector de Baetulo y que también puedes ver en el museo.

Tan importante fue el pasado romano de Badalona que, cada año, la ciudad desarrolla la Magna Celebratio, durante la cual tropas latinas recorren sus calles y se colocan puestos de artesanos de la época en sus esquinas.

En conclusión, es mucho lo que te ofrece Badalona. A su importante patrimonio romano debes añadir preciosos monumentos, grandes parques y maravillosas playas. Si visitas esta ciudad, no te arrepentirás. Asimismo, si quieres aprovechar tu viaje para realizar otras actividades, consulta nuestra lista de los mejores parques acuáticos en Cataluña.

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*